Saltar al contenido

Este blog incluye contenidos PARA ADULTOS.

Si no tienes 18 años (o la mayoría de edad legal en tu país para este tipo de contenidos), NO CONTINUES.

“BDSM: se nace o se hace?”

En el foro Someteme, una usuaria planteaba la pregunta que da título a éste post. Como disponía de un poco de tiempo, aproveché para publicar Mis ideas al respecto. Como es un texto largo y creo que puede resultar interesante para vosotros, amigos y visitantes, lo comparto aquí.

___________________________________________

Sea bienvenida, señorita “xxxxx”.

La cuestión que usted formula es una de esas preguntas clásicas que una y otra vez aparecen en los foros (junto con la de “puedo detener mi sierra eléctrica con el pene?” – es broma… pero seguro que hay quien lo pregunta, basta leer algún manual de sierras eléctricas norteamericanas – ). Incluso con el mismo enunciado que el suyo. Díriase que es “tan antígua como el mear”.

Es difícil dar una respuesta real y acertada a la misma, sobre todo por que todos queremos ser los más mejores, los más auténticos y eso de ser algo de nacimiento viste mucho. Con el tiempo, no tardaremos mucho en ver cómo para “marcar la diferencia” aparecerán conceptos como “casta” y “estirpe”: “Mis padres, Mis abuelos, Mis tatarabuelos… todos eran BDSM. Yo soy la decimonovena generación!!”.

Como quiera que sin lugar a dudas recibirá usted muchas respuestas en ese sentido, Yo, fiel a Mi filosofía “los Reyes magos no existen, son los padres… pero eso no quita la magia, la engrandece”, aportaré Mis reflexiones sobre el tema con la intención de darle otra visión distinta de ello. Yo siempre “haciendo amigos” y jodiendo las pajillas…

Entremos en materia.

No existe prueba alguna de la existencia de un gen relacionado directamente con el BDSM. Desde luego, que no lo conozcamos no impide que no pueda existir, sólo que no lo conocemos… Y difícilmente llegaremos a conocerlo en un plazo más o menos cercano, pues el mapa genético tiene muchas otras prioridades que estudiar un hipotético gen minoritario y no relevante. Genes relacionados con patologías y enfermedades hereditarias son mucho más rentables y necesarios.

Así pues, lo que nos queda es elucubrar a través de tres vías posibles: Observación, indiciaria y filosófica. Veámoslas.

Observación:

Sin que esto se entienda como un juicio o prejuicio a quienes ya han expresado su opinión o a quienes puedan expresarla más adelante, si no más bien como el fruto de años de observación personal, puedo asegurarle que más del 99% de las personas que ahora declaran “ser BDSM desde siempre y para siempre”, dentro de un plazo de tiempo más o menos largo dejarán de serlo. Desaparecerán para siempre. La mayoría en silencio. Unxs pocxs haciendo ruido y renegando. Y encontrarán otro algo que temporal o definitivamente llene sus vidas. Y entonces serán XXXX “de nacimiento” (sean budistas, toreros, bisexuales, fontaneros, poetas, esposas, esposos…). Ciertamente, esto no excluye la posibilidad “de nacimiento” de ese porcentaje de quienes ocupan ese 1% restante que todavía permanecen y permanecerán. Y antes de que alguien pregunte: no es una estadística empírica la Mía. Igual no son 99/1 y son 89/11 ó 99,9/0,1. Tan sólo es una estadísca literaria, para situarnos.

Indiciaria:

Dije antes que no existe constancia de un gen “BDSM” que justificase la herencia y por tanto el nacimiento. Pero existen evidencias de la existencia de genes que podrían estar relacionados. Tomemos, por ejemplo la parte S/m del BDSM y un posible gen con cierto “peso” en la determinación de esta preferencia:

Se sabe que el gen causante del color de pelo “pelirrojo” tiene a su vez cierta influencia en la percepción del dolor. Las mujeres pelirrojas (que no los hombres) tienen una sensibilidad distinta al dolor, haciendo que respondan de manera diferente a los analgésicos y anestésicos, teniendo un umbral más alto en la percepción del dolor. Parece ser que el mismo gen que determina ese color de pelo, también determina una constitución diferente de las vías dolorosas y en los neurotransmisores. (Fuente Cuadernos de BDSM nº 6).

Así pues, podríamos pensar que las pelirrojas nacen genéticamente programadas para ser masoquistas? O al menos, más masoquistas que las morenas o las rubias?. No, simplemente perciben el dolor de manera diferente. Sin embargo sí nos abre las vías para pensar que hay influencias genéticas en cómo se percibe el dolor. Lo que se haga con ellas dependerá de factores ambientales.

Filosófica:

Existe un gen de la dominación? Y un gen de la sumisión? Aunque no hay evidencias directas ni indirectas de ello, más allá de la posible herencia de patologías mentales que podrían asimilarse de algún modo a ambos conceptos (por ej. Psicopatía, personalidad obsesivo-compulsiva, la personalidad dependiente, etc…), no parece que sea así. La vida en sí misma es dominante. Desde el más pequeño atisbo de vida en el fragmento de vida más pequeño, ésta tiende a conquistar y dominar su entorno. Desde el más pequeño virus, cuya misión es reproducirse y conquistar su entorno, al ser humano, cuya misión es idéntica, tanto como especie como individualmente. La sumisión no es natural, si no una respuesta de supervivencia. Tomemos por ejemplo una manada de leones (o lobos o lo que usted quiera): siempre habrá un macho dominante (o una hembra entre las hienas) y el resto del clan será sumiso a él… Hasta que otro macho (o hembra en las hienas) se vea con fuerzas para desbancarle. Una vez suceda esto, el anterior macho dominante, si sobrevive, pasará a ser sumiso del nuevo “amo” del clan. Por tanto, el “espíritu” de la dominación (del entorno, de los demás) es algo inherente a la propia vida, escrito en el propio código genético al completo, no en un solo gen, pues sería algo redundante y un desperdicio de energías. Y en el universo, en la vida, todo tiende a una sola cosa: al ahorro de energías y a la simplificación. Además, de haber existido en el pasado (millones de años atrás) un tipo de vida con gen “sumiso”, ésta se habría extinguido víctima de los depredadores “dominantes”, pues el gen sumiso sería un gen recesivo, incapaz de mantener la especie.

Además…

El BDSM, sus roles y sus prácticas son algo voluntario, son algo que se debe de practicar de manera sensata. Esto está en la filosofía del BDSM mismamente. Los roles los escojemos por preferencias, por gustos, en busca de una satisfacción, de una gratificación. Y son o pueden ser cambiantes. Pero siempre son voluntarios. Si no es así, no es BDSM. Aunque existe mucha filosofía entorno a que una persona con actitud dominante ante los demás o ante la vida debe de ser necesariamente dominante en el BDSM (o en el caso inverso, sumiso), esto no es así. Pueden darse y se dan casos que contradicen esto claramente. Y de hecho, una personalidad excesivamente dominante o excesivamente sumisa entra más bien en el campo de las patologías. Y dudo mucho que exista un gen de “dominante, pero lo justo, no siempre y siempre consensuado” que determine una naturaleza de nacimiento BDSM.

Mi conclusión:

Con todo lo anteriormente escrito, más algunas cosas que sin duda se Me quedan por escribir, puedo exponerle Mi conclusión a este respecto. Por supuesto, es sólo Mía y puede ser errónea. Pero a Mí Me vale en tanto en cuanto no encuentre evidencias claras de que estoy herrado. La comparto con usted, con ustedes con la esperanza de que al menos les sirva para meditar sobre ella.

En Mi opinión, los roles y las preferencias BDSM son algo ambiental, algo que aprendemos y que elegimos. Sin duda hay factores genéticos que pueden facilitar nuestra posible tendencia y/o elección (como por ejemplo, una forma diferente de percibir el dolor), pero no determinarla. Son Nuestras experiencias vitales las que lo hacen.

El BDSM es como los espaguettis: A unos les gustan con nata, a otros con tomate, a otros con ajo y picante. En su elección… hay algo genético? Puede ser. Puede existir un gen que organice nuestras papilas gustativas de una forma más o menos mejor sintonizada con uno u otro sabor. Sin embargo, no existe un gen que determine adicción a uno u otro. Y sin embargo sí existen factores ambientales, externos que lo hagan.

DisculpeMe/Disculpen el rollazo que les he soltado…

 

 

Dragón

BDSM Valencia en el IV Bondage Picnic Rope World Event 2014

Como anticipábamos el otro día, un año más Valencia se une a la iniciativa de Bondage Picnic Internacional. ¡No podía faltar!

3aaMYVY7

Podéis estar al día siguiendo en twitter la cuenta @BondagePicnic y consultar la organización del evento en el grupo de fetlife https://fetlife.com/groups/8382

Este año este evento tendrá lugar el día 29 de junio y a fecha de hoy ya hay grupos organizandose en Cádiz, Valencia, Barcelona, Málaga, Sevilla, Asturias, Madrid, Tenerife, Portland (USA),  Roma y Florencia en Italia, París y sur de Francia, Mexico DF, YYC Calgary,  Chile, Bruselas, Berlín en Alemania, Argentina… Es de esperar que de aquí a entonces se sumen más grupos.

Si en tu zona no hay, siempre puedes crearlo tú. No necesitas nada más que cuerdas y un picnic. Las reglas del evento es que debe ser gratuito y al aire libre: una tarde de playa, una parrillada en el monte (ojo con las llamas), ensalada y tortilla de patata en el campo…  Todo vale si hay cuerdas. Fácil, cómodo, divertido y simultáneo en todo el planeta.

Podéis saber algo más sobre los orígenes y filosofía del “Bondage Picnic  Around the Word” leyendo esta la entrada o revisando el nº 8 de Cuadernos de BDSM (página 80)

.

Valencia se reunirá en la laguna del Saler y tendrá un especial caracter de homenaje a un buen amigo que el año pasado hizo de anfitrión y que falleció recientemente. Se organiza a través del evento en facebook :

https://www.facebook.com/events/542010715912479/

Valencia viaja a la Órbita de Io en Barcelona – 05/04/14

Y otro post apresuradísimo, simplemente copiar y pegar:

El próximo día 5 de abril un grupo de Bdsm en Valencia nos vamos a Barcelona a visitar en local en la órbita de Io.
Vamos en tren y si te apetece aún estas a tiempo de venirte con nosotros,
Si quieres mas información escribeme a akhassha@mac.com

.

Esto ya lo habíamos mencionado aquí… pero conviene recordarlo, sobre todo porque la fecha está ya al caer y sería una pena que si alguno estáis interesados se os pasase la ocasión.

Si no sabéis qué es la Órbita de Io… es un sitio chulo que os gustará, sobre todo si váis en buena compañía, y eso fijo fij o que en este viaje no va a faltar.

.

Fiesta y cena temática BDSM en Valencia “The Gag” – 12/04/14

El grupo BDSM en Valencia convoca su  cena mensual con kedada-fiesta temática, esta vez dedicada a las mordazas.
Tendrá lugar el próximo día 12 de abril, así que ya podéis ir reservando vuestras agendas.

También tenemos ya información del Bondage Picnic Internacional y de la participación de Valencia… ¡pero no tenemos tiempo ahora para contarlo! En breve os pondremos al día también sobre ese asunto.

Fiesta y cena temática BDSM en Valencia
Día 12-4-14
The Gag
Te gustan las mordazas? poner o que te la pongan, pues este es tu dia.
Traete tus gags a la fiesta en el Pub Arabella, seguro que te quedas con la boca abierta… jeje

Información y reserva en akhassha@mac.com

Café del grupo “BDSM Levante” en Alicante el 26 de abril.

Por iniciativa de txas se ha organizado un nuevo grupo de actividad en la zona, BDSM Levante .

Podéis seguirles y estar al tanto de sus propuestas tanto en facebook (https://www.facebook.com/groups/levante.bdsm ) como en la cuenta de twitter @bdsmlevante o el blog http://sumision-dolor.blogspot.com.es

.

El grupo se estrena con un café el próximo 26 de abril en la Mazmorra LINKX de Alicante. Aunque el encuentro está previsto que dure de 18:00 a 21:00 hs., quien lo desee podrá quedarse después disfrutando de las instalaciones del local. Para amenizar el encuentro se hará un poco de bricosado (el que quiera), además el organizador promete alguna sorpresita.

Podéis ver el post de la convocatoria aquí, en el blog “sumisión-dolor.blogspot.com.es

Por si necesitáis contactar, además del blog, facebook y twitter, aquí tenéis un par de emails:

lastardesdebdsmmurcia@gmail.com
Munue.mazarron@gmail.com

.

Abuso, roles, violencias y BDSM

Si ya en la sociedad general puede parecer en ocasiones complicado identificar situaciones de maltrato o abuso hasta que no es demasiado tarde, dentro de la subcultura BDSM la cosa se complica más como consecuencia del discurso del “pensamiento mágico”  sobre las relaciones D/s, que apunto ya, en mi opinión nace principalmente de internet.

Uno de los problemas para identificar estas situaciones en la sociedad general se encuentra en el sistema de creencias: mitos culturales, roles sobre el género y educación sexista (esto es, en la violencia cultural y estructural de la sociedad) que asignan los roles sociales a interpretar para cada sexo, lo que se espera de cada uno de ellos y lo que considero la mayor trampa de todas: el mito del amor romántico.

Y si en la sociedad general se complica por lo anteriormente dicho, en la subcultura BDSM este hecho se ve amplificado. La subcultura BDSM (y repito, esencialmente en su vertiente D/s y especialmente en el discurso internáutico) también genera un – falso – discurso sobre los roles (Top/Dominante – bottom/sumisx) que construye una violencia cultural y estructural propias de nuestra subcultura que en apariencia parece complicar más la identificación de situaciones de abuso. Si bien, netamente no podemos decir que la subcultura BDSM sea sexista pues los roles son elegidos libre y efectivamente con independencia de los genitales, por lo que este tipo de violencia se manifiesta asignando los papeles a cada rol (Top/bottom) independientemente de su sexo y definiendo lo que se debe esperar de cada uno de ellos y cómo deben de comportarse, pensar, sentir, vivir…

Es claro que el maltrato y/o el abuso no es asunto de genitales o de roles (y me refiero en este caso a roles BDSM) y que cualquiera puede ser víctima de ellos, pues en realidad es tan sólo una cuestión de oportunidad del(la) matratador(a)/abusador(a): se sea hombre o mujer, se sea Top o bottom puedes ser igualmente víctima o verdugo.

Sin embargo hay un colectivo que es especialmente vulnerable, pues confluyen en él los dos tipos de violencia que hemos comentado: la violencia cultural y estructural de la sociedad general y sus equivalentes de la subcultura BDSM. Ambas se adicionan y multiplican sus efectos exponencialmente: se trata del colectivo formado por las sumisas.

Éste colectivo se ve constantemente bombardeado por los mensajes procendentes de la sociedad que le asignan su lugar en la sociedad como hembra-mujer, al tiempo que se refuerzan con los – repito, falsos- mensajes procendentes de nuestra subcultura acerca de cómo debe ser, pensar, actuar una “verdadera sumisa”.

Mitos literario-onanistas acerca de las cualidades de infalibilidad de unos roles preconcebidos, sobre como debe ser cada uno de ellos y muy especialmente los mitos en torno a la “esclavitud”, el “sufrimiento”, la “entrega verdadera” y la existencia de unas cualidades cuasi divinas del Dominante preasignadas por el simple hecho de declararse como tal pueden complicar aparentemente la identificación de las situaciones personales de abuso/maltrato y servir de excusa para perpetuarlo legitimándolo.

Pero en realidad, esto no es así. No existe tal complicación a la hora de identificar estas situaciones. Una situación de abuso/maltrato es muy fácil de identificar si se está dispuesto a aceptarla y reconocerla (lo cual es tal vez la parte más complicada de ello).

Por ejemplo, existen cuestionarios que nos pueden servir como guía identificativa. Son adaptaciones de cuestionarios desarrollados con el mismo fin para detectar estas situaciones en la sociedad común. Un ejemplo, lo tenemos en el publicado por la NCSF (National Coalition for Sexual Freedom) en USA, incuido en el artículo  “In the aftermath” de Natalie Quintero y que traduzco/adapto a continuación:

Si el papel de un individuo es de Top/dominante o bottom /sumisx, podría estar sufriendo abuso si contestan que NO a cualquiera de las siguientes preguntas:

1. ¿Son sus necesidades y límites respetados?

2. ¿Está su relación basada en la honestidad, la confianza y el respeto?

3. ¿Eres capaz de expresar sentimientos de culpa o celos o infelicidad?

4. ¿Puede funcionar en la vida diaria?

5. ¿Puede negarse a realizar actividades ilegales?

6. ¿Puede insistir en prácticas sexuales sin riesgo?

7. ¿Puedes elegir interactuar libremente con otras personas fuera de su relación?

8. ¿Puede salir de la situación sin temor a ser perjudicadx, o por temor a que otro/s participante/s se dañen a sí mismos?

9. ¿Puede optar por ejercer su libre determinación en las decisiones de dinero, de empleo y de vida?

10. ¿Se siente libre para hablar de sus prácticas y sentimientos con alguien que usted elija?

Como dice, la simple respuesta negativa a una sola de estas preguntas (independientemente de rol y sexo) nos situarían en una posible situación de abuso. Lógicamente, a mayores respuestas negativas más nos alejamos del campo de lo probable y nos adentramos en el terreno de lo seguro.

Cuestionarios como éste o en su misma línea los he visto muchas veces criticados, evidenciados, negados y sobre todo “matizados” con la excusa de que el BDSM – concretamente y una vez más, su vertiente D/s- tiene una naturaleza que puede confundir. No es así. El abuso y el maltrato no tiene matices: lo son o no lo son. No son matizables, no son opinables. Si tienes que adentrarte en dar explicaciones “torticeras” y concluir con un “no lo entiendes por que no sientes el BDSM” es porque algo va mal. Probablemente seas tú quien no lo entiende realmente.

Para poder reconocer la situación de abuso/maltrato es necesario afrontar el tema de una forma sensata, entendiendo “sensato” como la facultad de discernir entre fantasía y realidad y actuar de acuerdo a ello. Sabiendo distinguir entre qué partes forman parte del juego acordado y qué partes no, así como los límites de cada una de esas partes y cual es el alcance de las mismas.

Concluyo con una advertencia: Este artículo no pretende ser una denuncia acerca de que el BDSM sea maltrato, sencillamente por que no lo es. Como practicante con años de experiencia sé positivamente que el BDSM dista mucho del maltrato y el abuso. Sin embargo, la subcultura BDSM está inmersa en la cultura de la sociedad general y por tanto no es inmune a sus males, entre ellos a la presencia de abuso y malos tratos. Los malos tratos y el abuso en el BDSM no constituyen el grueso de nuestras filas en las que predominan sobre todo las personas felizmente realizadas.

Dragón_ 2014

Los Infortunios de Luisa (Relato)

La Asociación ACA_BDSM (Asturias), convoca todos los años un concurso literario sobre nuestra temática. Aunque no soy muy dado a escribir relatos, me animé este año a escribir uno y participar alentado por el tipo de relatos que solicitan a concurso. Según sus normas:

“La temática ha de poder ser englobada dentro de las prácticas, vivencias o fantasías realistas del mundo BDSM. También se aceptarán relatos de temática fetichista – el mundo BDSM es demasiado amplio y la vez demasiado pequeño como para discriminar alguna práctica o gusto-”

“El jurado seleccionará las obras que considere que muestran mejor la realidad del mundo BDSM. También valorará aquellas que fomenten la seguridad en las prácticas BDSM, la igualdad sexual frente a cualquier tipo de discriminación que puedan sufrir los practicantes del BDSM por causas de sus tendencias, y aquellas que desmitifiquen las prácticas inadecuadas y/o salvajes que suelen asociarse a ésta comunidad.

(los destacados son míos)

Pues eso: animado por esto, escribí un relato que los muy ineptos no supieron valorar (es coña, seguramente fué el peor de los que recibieron) y lo envíe a concurso. Es el relato que comparto con ustedes ahora.

_____________________________________

LOS INFORTUNIOS DE LUISA

En la penumbra de la habitación iluminada tan sólo por la trémula luz de unas velas, apenas podía distinguir las facciones de su captor.

Se encontraba echada boca arriba sobre una plataforma o mesa completamente desnuda. Sus manos y pies estaban sujetos en forma de “X” de una forma firme y a prueba de forcejeos.

-  Suéltame, maldito hijo de puta!! No tienes derecho a hacerme esto!! – exclamó–.

-  Puta endiablada!! No sé si tendré o no derecho a hacerlo… pero sí sé que puedo hacerlo!!

El muy cabrón tenía razón. Nada había que ella pudiese hacer ahora. Cómo había llegado a esa situación? No importaba ya: estaba por completo a merced de un psicópata…

 - SOCORROOOOO!! – gritó ella– AYÚDENMEEEE!!

- Quieres gritar? – la increpó el bastardo–  No importa, puedes gritar todo cuanto quieras… de hecho, te aseguro que gritarás mucho más… Por eso te he traído a esta oscura bodega, lejos de todo y de todos. Hoy vas a pagar por lo puta que eres…

-  Hijo de PUTA!! Suéltame!! Qué quieres de mí? Qué te he hecho yo?… Qué es lo que quieres?? Follarme??

- Si quisiera follarte, ya lo habría hecho… No eres más que una puta a la que bastan un par de carantoñas para que chorrees por patas abajo. De hecho, ya puedo ver cómo tu coño reluce como un bebedero de patos… No. Te he traído aquí para divertirme con el dolor de tu carne. Para deleitarme con tu dolor… Ya no gritas??; Bueno, haré que lo hagas!!

El psicópata se aproximó a ella y tomó uno de los velones próximos alzándolo sobre ella, quien aprovechó la ocasión para ver el rostro de su captor, pero sólo pudo ver que lo tenía cubierto por una máscara de cuero negro. A pesar de lo cual, ella pudo intuir una málevola sonrisa tras la cremallera.

No podía creerlo… Iba a dejar caer la ardiente cera sobre ella!!. Con los ojos desencajados observó cómo su muñeca giraba. Al tras luz, se apreciaba una enorme piscina de cera en la copa de la vela. Su cuerpo se tensó, buscando apoyarse en sus maniatadas muñecas y tobillos, arqueando su espalda y revolviéndose en un desesperado intento de huir de aquel ardiente líquido… De pronto, un chorro de cera caliente abandonó la vela impactando sobre su vientre, salpicando sus pechos como si cientos de minúculas avispas con aguijones de fuego penetrasen su piel…

 -  AAAAAGGGGHHHH!! MALDITO BASTARDO HIJO DE PUTA!!

La ardiente cera comenzó a deslizarse por su vientre, sorteando su prominente ombligo y alcanzando su pubis, para seguir deslizándose hasta alcanzar la grieta de su coño y su erecto clítoris, produciéndole un intenso dolor, lo que la hizo arquear aún más su cuerpo clavándole más sus ataduras.

 - MALDITO CABRÓN!! SUÉLTAME INMEDIATAMENTE!! SOCORROOOOO!!

-  Ya te dije que te haría gritar. Sigue así, puta!! Nadie puede oirte, nadie podrá rescatarte…

La vela continuaba goteando sobre su vientre, escalando hacia sus pechos. Sentía la picadura de cada gota recorriendo su tormentoso camino buscando las aureolas de sus pezones y los pezones mismos. Sus manos forcejeando con sus ligaduras. El maldito bastardo situó su cara sobre la de ella mirándola con una sonrisa burlona – supuso ella – bajo la máscara… El hijo de puta se excitaba viendo las lágrimas en sus ojos y su cara de terror: lo veía en sus ojos.

De repente, se detuvo. Dejó el velón a un lado y vió – más bien sintió – cómo rebuscaba algo fuera del alcance de su vista. Cuando regresó, tomó su cabeza y le colocó un antifaz que le cubría por completo los ojos, cegándola. Sintió como revisaba las ataduras de sus muñecas y exclamó:

 - Sigamos, puta…

De nuevo sintió la cera caer sobre sus pechos y las salpicaduras, como minúsculos aguijones de fuego, en su cara. Gritaba y se retorcía. Le insultaba y le suplicaba. Le rogaba que se detuviese, que la dejase ir. De nada servía. A cada grito, a cada ruego, él respondía insultándola, gritándola, amenazándola.

Ella habría deseado escapar, buscando un lugar feliz en su mente donde recogerse de tal tormento. Pero su mente se obstinaba en regresar siempre a este oscuro lugar, en este preciso momento. Su pecho estaba completamente cubierto de cera y comenzaba a endurecerse, proporcionándole una protección a las ardientes gotas que aún se vertían. Su cuerpo se relajó por ello, lo que no pasó desapercibido para su captor:

 - Saca la lengua, ZORRA!!!

Como respuesta, ella apretó los labios…

 - Saca la lengua o te la sacaré con unas tenazas!!!

Apretó más los labios e intentó dejar su mente volar, en busca de un lugar feliz. No pudo. Su mente regresó a ese lugar, a este momento.

 - PUTA DE MIERDA!! TE VOY A ENSEÑAR A OBEDECER!!! – gritó él –, mientras su mano se abría paso entre la cera endurecida que cubría uno sus pezones, pellizcándolo sin la más mínima compasión. Ella sintió como si se lo arrancase de cuajo. De hecho, sintió cómo un espeso y tíbio líquido brotaba de él…

- Saca la lengua, ZORRA endiablada!!!

Con un grito casi al límite de sus cuerdas vocales, sacó la lengua, apresándola él inmediatamente con sus propios dedos, tapádole la boca y estirando la lengua fuera de ella. Y notó cómo la cera caliente se derramaba sobre su lengua.

Se alejó de ella. Escuchó un sonido metálico… cuchillos? Oh, Dios!! Es el fin!!. De nuevo se aproximó y le quitó el antifaz. Lo primero que vió, fue un cuchillo justo ante sus ojos. Detrás de la afilada hoja, vió los ojos encendidos tras la aterradora máscara…

Sintió como el frío cuchillo rozaba la piel de su vientre, lo que la hizo contener la respiración y cerrar los ojos, esperando el desenlace final. El cuchillo se introdujo entre su tibia piel y la cera, deslizándose entre ambas y despojándola de su traje de cera… Desnudándola.

Su mente intenta volar a un lugar feliz sin conseguirlo. Su cuerpo y su mente están presas aquí, ahora. Una imagen aparece por un instante en su mente: es su hijo de 8 años saliendo de la escuela…

 - ROBERTO!!!!!!!!!!

Su captor se detiene al instante. Deja el cuchillo sobre la mesa auxiliar y arrancádose la máscara de su cabeza la mira a los ojos y pregunta:

- Estás bien, Luisa?? Qué te ocurre Cariño?? Te he cortado??

- No mi Amor, no!! Pero es que acabo de recordar que hoy tenemos la reunión de la Asociación de Padres de Alumnos del colegio!! Y es dentro de media hora!!!

- COÑO!! Pues hay que darse prisa!!  Deja que te desate…

Mientras él la desata, en ambas caras se dibuja una amplia sonrisa se felicidad y complicidad. La mente de Luisa se encuentra sumida en un mar de endorfinas, de serotonina y de adrenalina. Mientras las ataduras desaparecen, su mente repite en bluce lo sucedido. No había lugar feliz donde ir, por que ya estaba en él… En las manos de su amado Roberto, en su casa de campo, en su propio mundo. Lamentaba haber tenido que usar su palabra de seguridad, justo cuando presentía el desenlace final, en el que ambos liberarían la tensión acumulada durante la sesión con un tremendo orgasmo… Pero hay cosas que no pueden esperar. Sonrió recordando el momento en que él le puso el antifaz: justo a tiempo para proteger sus ojos de las salpicaduras. Y sonrió al recordar cómo protegió el interior de su boca con su mano cuando vertió la cera sobre su lengua…

 - Oye Roberto, la vela de hoy, la que has utilizado en mi lengua, apenas quemaba…

- Ah, sí!! Es una vela nueva que compré. Es de cera de soja, apenas alcanza los 45º… la cambié para verterla en tu legua…

Tras una ducha rápida, ambos procedieron a vestirse. Mirándose al espejo, vió reflejado en él a Roberto que se estaba poniendo la ropa interior…

 - Sabes qué, Roberto? Mejor no te pongas los calzoncillos… Ahora es mi turno de estar arriba…

Roberto la miró y sonrió. Ahora le tocaba a él ser el esclavo. Con los ojos encendidos de deseo, exclamó:

 - Sí, Ama…

Dragón_2013

Dragón

Fallas, Sexo y S/m

Recuerdo que desde pequeño acudía a ver los monumentos falleros (en Benidorm también hay fallas… si es que nos apuntamos a un bombardeo!!) con cierta excitación. En ellos era fácil encontrar voluptuosas y redondas figuras de cartón policromadas que servían para excitar la imaginación de un adolescente. Siempre había alguna imagen “inspiradora”.

Tradicionalmente, el sexo, la sexualidad y/o la sensualidad se abren paso entre las mordaces y acertadas críticas de los Maestros Falleros.

Este año destaca especialmente el “llibret” creado por la Falla Corea de Gandía. Lamentablemente, como no podía ser de otro modo, hemos sabido de él gracias a la polémica suscitada, de la que se han hecho eco los medios de comunicación:

Con el título de “Sexduïts”, se ofrece un monográfico dedicado al sexo, con textos de 52 autores acompañados con 15 fotografías de varios autores y en las que aparecen diversos componentes de la comisión y vecinos de Gandía. Tanto textos como imágenes abordan el tema del sexo dentro de un amplio abanico, oscilando desde lo sutil a lo explícito. La mayor polémica parece haber sido suscitada por una imagen clara y explícitamente sadomasoquista.

Lo cierto es que a nosotros, a tenor de las imágenes que hemos podido ver por internet nos parece una obra llena de belleza y buen gusto. además de un trabajo excepcional. Una auténtica pena no haber podido encontrar el llibret para descargar… Sin embargo, podéis ver las imágenes hacia el final de éste vídeo “making off”:

Al parecer, la idea para el llibret se les ocurrió a partir de un apartado dedicado al sexo que su monumento fallero (con el tema de la tercera edad como fondo) tiene este año.

Si queréis saber más sobre el llibret, podéis leerlo (en Valenciano) en la Web literaria “El Pont”. Y si podéis, no dejéis de visitar la Falla Corea de Gandía!!

(Imagen tomada de www.levante-emv.com )

“Mujer, mámasela a tu marido siempre que te lo ordene” – “Cásate y sé sumisa” vs la sumisión D/s

.
1393867634775

«Mujer, practicarás felaciones a tu marido siempre que te lo ordene. Pero cuando lo hagas, piensa en Jesús. Recuerda: ¡No eres una pervertida!»

No sé vosotros… a nosotros pensar en Jesús mientras nos dedicamos a estos menesteres nos corta el rollo. No nos parece nada erótico.

Y sobre estos temas, añade el Monseñor Francisco Javier Martínez, Arzobispo de Granada:

«El sexo matrimonial también es obra del Señor, y como tal, siempre se ha regido por las directrices de La Iglesia. Permítanme que les recuerde un antiguo dicho en latín: ‘Sine vomitus fellatio non est’. O como se dice hoy en día: “Si no hay arcada, no es mamada”.»

Lo cual me ha dejado en la duda… ¿Está animando a que se hagan gargantas profundas? ¿O lo que anima es a que se hagan churrupaditas superficiales, bajo la base de que si no hay arcada no es mamada y por tanto no cuenta para hipotéticos pecados?.

.

Después de echarnos las risas pertinentes ante esta noticia, -no sin cierta pena de pensar que alguien pueda necesitar que este señor le diga que practicar sexo (con tu marido) no te convierte en una pervertida-, no podemos dejar de dar alguna pincelada bedesemera. Que básicamente viene a ser reflexionar la diferencia entre ser sumisa como rol BDSM o serlo según las premisas del libro “Casate y sé sumisa”, publicado (que no escrito, el titular de la noticia es un poco aparatoso, las palabras no son del arzobispo sino de Constanza Mitiano) por el arzobispado de Granada.

¿Qué diferencia ese polémico manual para la esposa católica de un manual bdsm? -que probablemente también resultaría polémico ante la opinión pública-. Podría ser tu amo quien exija prestaciones sexuales, y no nos extrañaría leer en ese contexto “sumisa, practicarás felaciones a tu Amo siempre que te lo ordene“. O también podría darse el caso de que en una pareja D/s la persona dominante decidiera qué canales de televisión o qué música puede escuchar la persona sumisa, como le hace al parecer a Constanza su marido.

.

LIBERTAD DE ELECCIÓN

La persona que adopta un determinado rol en las relaciones BDSM, lo hace como un ejercicio de libertad de elección: elijo como persona adulta, libre y responsable cómo quiero vivir mi sexualidad, qué tipo de relación deseo establecer y qué condiciones y prácticas van a caracterizar esa relación.

Pero dicen los defensores de “Cásate y sé sumisa” que también la mujer cristiana elije esa sumisión a su marido. “Ahora las mujeres ya no estamos obligadas a ser criadas, pero podemos elegir servir por amor y como respuesta libre a nuestra vocación”

¿Cual es entonces la diferencia? Insisto: la LIBERTAD REAL de ELECCIÓN.  ¿Podemos elegir? ¿seguro? ¿QUÉ podemos elegir? ¿Puedo elegir ser dominante siendo mujer? ¿Puedo elegir ser sumiso de mi esposa si soy hombre? Incluso me planteo… ¿seguro que puedo elegir si quiero una relación de igualdad?

.

En el BDSM no hay una asignación de rol en base al género. El hecho de nacer mujer no implica que debas elegir un rol determinado. No hay (en teoría) una pre-elección SEXISTA impuesta por el entorno cultural, social, familiar o por tu grupo religioso. En teoría, claro, porque no llegamos “vírgenes” al BDSM, no somos tablas rasas, y es inevitable que nos influya lo que hemos vivido y aprendido durante toda nuestra vida, de un modo u otro.  Pero no forma parte de la naturaleza de las relaciones BDSM y, de hecho, el BDSM establece un marco de interrelación entre personas que permite y facilita la transgresión…. o no. Ahí está la libertad de cada cual para transgredir o asumir posiciones más o menos costumbristas. Libertad real.

En el modelo de relación defendido en el libro del arzobispado, pese a hablarse de elección personal, la posición de sumisión existe única y exclusivamente para la mujer, nunca para el hombre, para quien se reserva siempre un papel de dominancia. Quiera o no. La ideología en la que se basa “Cásate y sé sumisa” convierte a ambos en esclavos de su género.

Y esta relación de desigualdad basada en el género además se argumenta como la ordenada por Dios en las escrituras, la correcta. Habla de elección, pero una y otra vez establece las “diferencias naturales” entre uno y otra, la necesidad de la mujer de someterse para ser feliz, la innata capacidad del hombre para guiar…  Puedes elegir otra cosa… pero estarás equivocandote e incumpliendo el mandato de tu dios y las expectativas de tu grupo. Lo cual hace que lo de que es “elección personal” quede muy desvahido. No existe realmente la capacidad de  libre elección, sólo puedes elegir hacerlo bien, o equivocarte.

En el BDSM por el contrario es igual de correcto adoptar el rol sumiso que el dominante, seas hombre o mujer. Igual que es también perfectamente correcto no adoptar ni uno ni otro. Es realmente una elección de cada cual, puedes establecer una relación D/s estable, o cesiones ocasionales o parciales de poder para prácticas concretas, o no practicar absolutamente nada relacionado con el BDSM, sin que ningún ser supremo ni autoridad competente establezca que una cosa es mejor o peor que otra para cada cual.

.

Otra diferencia (relacionada): el principio de IGUALDAD:

En el BDSM se parte de una percepción de absoluta igualdad entre las personas, que a partir de esa base deciden negociar y establecer una desigualdad a su medida y durante el tiempo que deseen, existiendo siempre en el fondo esa naturaleza de igualdad a la que se puede regresar en el momento que se desee. Por muy profundamente que se sumerjan los participantes de una relación de intercambio de poder en sus respectivos roles, dentro del marco BDSM, siempre existe la posibilidad de parar y volver a ser dos personas IGUALES.

En las relaciones defendidas por “Casate y sé sumisa” hablan de paridad, de dar igual dignidad a papeles diferentes… que está muy bien. Pero la realidad es que se parte de una premisa de destacadísima y sangrante desigualdad, incluida una desigualdad salvaje en esa supuesta dignidad, que se hace explícita con frases tan insultantes como esta: “Dios te ha puesto al lado de tu marido, ese santo que te soporta a pesar de todo” “Pregúntate qué otro podría soportarte (…) pregúntate qué otro podría tolerar algunas de tus gravísimas psicopatologías”.

No se puede negociar, no se puede elegir, ni establecer consensos, ni ser libre, cuando uno es una piltrafilla al que el otro, santo de dios, soporta sacrificadamente. No existe paridad, igualdad de dignidad, ni como quieran maquillarlo, si de entrada partimos desde esa perspectiva. Si tienes que ser soportada. Si eres un ser con gravísimas psicopatologías por el simple hecho de nacer mujer. Si te tienes que plantear “o trago con lo que quiera éste, o nadie más me soportará”

.

Así que cuando el manual de Constanza sea “cásate y sé sumiso/a de tu esposa/marido… si quieres”, entonces hablamos de la sumisión como libre elección.

Mientras, la diferencia entre la sumisión propuesta en ese manual y la sumisión como rol libremente asumido para prácticas BDSM, parece bastante clara.

.

lena{DR}

.

 .

Se buscan voluntarios para un libro sobre “Salud Sexual y Fantasías”

Compartimos esta convocatoria de Judith Viudes (@PsicoSexologa en twitter) que, entre otras cosas, ejerce la psicología y sexología aquí al lado, en Villajoyosa.

Como veis en el cartel, están buscando voluntarios que quieran colaborar para un libro sobre Salud Sexual y Fantasías.  En este momento se encuentran en fase de recopilación, así que si os animáis os recibirán encantados. Sólo tenéis que escribir al email judith.viuser@hotmail.com

También podéis contactar con Judith en privado por twitter o a través de la web, donde encontraréis otras formas de contacto. También tiene perfil en google+, si os movéis por allí.

http://psicologiavillajoyosa.blogspot.com.es/

.

P.D.: por supuesto, se garantiza la discrección y las participaciones serán de caracter anónimo.

.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.176 seguidores