Skip to content

Este blog incluye contenidos PARA ADULTOS.

Si no tienes 18 años (o la mayoría de edad legal en tu país para este tipo de contenidos), NO CONTINUES.

Carta de un Sadomasoquista a los NazisLGTB

Me siento orgulloso y feliz de quién, cómo y qué soy. Hoy, al echar una mirada hacia atrás a este casi medio siglo de mi vida y hacer balance me siento satisfecho de quién fui, de quién soy y del modo en que me relaciono con los demás.

Nací en la última etapa de la dictadura y mi niñez transcurrió en esos años que se suelen denominar “tardofranquismo”, por lo que mis recuerdos directos de aquellos años son bastante escasos y más bien de índole emocional. Intentando definir éstos, sólo se me ocurre decir que eran miedo y sometimiento a las autoridades “legales” y morales: ellas eran quienes decidían lo que estaba bien y mal, lo reprobable y lo castigable, en virtud de su “verdad” moral.

En aquellos tiempos la mujer era considerada legal y moralmente un ciudadano de segunda clase, condenada por su mera naturaleza a ser complemento del hombre y a su servicio. A ser menor de edad durante toda su vida. Y los “maricones” unos enfermos y pederastas delincuentes de la peor clase, señalados así por las autoriades e incluídos expresamente en la “Ley de vagos y maleantes” junto con proxenetas, vagabundos, nómadas y otras gentes de mal vivir. En el mejor de los casos, dignos de lástima, cuando no de burla, chanza y desprecio en los chistes de entonces. En el peor, ingresados en una de las dos cárceles que había (una para activos y otra para pasivos) para ser tratados severamente y “curados” de su enfermedad con el fin de convertilos en seres útiles para la sociedad y decentes.

Naturalmente, todo esto (y mucho más) sucedía a mi alrededor sin ser especialmente consciente de ello (lo mío era jugar a “Los Hombres de Harrelson”, “Starsky y Hutch”, fútbol, churro va, pilla-pilla…) y por tanto, siendo partícipe de ello de una u otra forma: las chicas eran “chicas” y los afeminados, “maricones” objeto de burla y rechazo.

Mi adolescencia y mi despertar sexual coincidió más o menos con el fin de la dictadura. No pasó mucho tiempo en que despertase en mí el impulso sadomasoquista, el cual presidiría la mayoría de mis momentos onanistas durante muchos años y reinaría en mis fantasías sexuales más ocultas. Nunca me sentí raro por ello, pese a que sabía que debía de ocultarlas. Simplemente me sabía algo diferente al resto y no tuve consciencia de formar parte de ninguna subcultura o minoría. Coincidió también con la toma de consciencia del entorno y mi despertar “social”. Comencé a reconocer el mundo que me rodeaba, a cuestionarlo y a tomar posiciones respecto a él, como un acto íntimo y personal.

Al tiempo que la sociedad cambiaba y evolucionaba hacia las libertades y la no discriminación perezosamente, crecían mis pensamientos y valores. Las ideas arcáicas y retrógradas aprendidas acerca de la mujer y su lugar en el mundo eran sustituidas por el reconocimiento de su lugar como iguales. Seres independientes, de pleno derecho y gobierno y compañeras de viaje cuando era el caso. Y los “maricones” pasaron a ser homosexuales: simplemente personas como cualquier otra, con diferentes modos de ser y sentir, pero seres humanos como yo. Tal vez en esto tuvo mucho que ver el vivir en una ciudad tan cosmopolita como Benidorm, en la que, gracias al turismo, podía relacionarme con todo tipo de personas de diferentes culturas, razas, clases, credos y sexualidades con el potencial normalizador que eso aporta.

Cultural y socialmente muy activo, lo era en campos bien lejanos de todo esto de las minorías y la discriminación, por lo que todos estos aspectos de mi personalidad se desarrollaban por sí solos. Es decir, nunca fuí especialmente activo en la lucha o defensa de todos ellos.

Mi prueba de fuego llegó al final de la adolescencia.

Aunque fui tardío en mis relaciones con chicas (no así en mi deseo hacia ellas) era, por lo demás, un adolescente normal de la época. Mal estudiante, escaso en recursos, poco agraciado para los cánones de entonces (en realidad, esa era la idea que de mí mismo me formé), enamoradizo y tímido. A veces era uno de los ejes de la pandilla y otras simplemente uno de los radios. Maldiciendo la suerte de que “esa chica que te tenía enamorado hasta las trancas” no correspondiese nunca tus sentimientos y cegado hacia las insinuaciones de las demás… Y por supuesto, absolutamente ciego a la posibilidad de que alguien de tu mismo sexo se enamorase de ti. Pero así fue…

La primera persona que me decaclaró su amor, fue un amigo de la pandilla. Entonces no fuí consciente del enorme esfuerzo que para él tuvo que suponer dar ese paso y del enorme valor que le puso. Pero hoy pienso que posiblemente tendría más “cojones” que cualquiera de los demás: de mi reacción dependía su futuro.

Mi reacción fue de sorpresa. Naturalmente, mi heterosexualidad se impuso y le rechacé, no sin antes hacerle saber lo agradecido que me sentía por haberme considerado digno de esos sentimientos y mi pesar por no poder corresponderle. Nunca volvimos a hablar del tema y nadie más supo de ello. Con el tiempo, la pandilla se fue disolviendo y nunca más he vuelto a saber de él. Hoy, mirando atrás, puedo decir que me siento orgulloso de mi reacción, más institiva que “racional”, pues creo que cualquier otra reacción habría sido bastante nociva para él.

La vida continuó su viaje y la sociedad avanzando. Aunque sin hacer grandes cosas al respecto más allá de lo personal, veía (y veo) con agrado las reivindicaciones sociales de numerosos colectivos minoritarios y discriminados injustamente. Mis aportaciones a ello se limitaban al sentido de mi voto según circunstancias y a mi limitada aportación en la sociedad que me rodea. La lucha por la igualdad de la mujer y las reivindicaciones de no discriminación de los colectivos LGTB las hacía mías, sin que en verdad me afectasen directamente… Hasta que llegó el día en que aquel impulso sadomasoquista de mi adolescencia, que me acompañaba en mi deambular por la vida sin más y acotado a mi parcela mental e íntima, pasó a ser una realidad y parte importante de mi vida, tomando consciencia de mi pertenencia a una minoría sexual, incomprendida y discriminada. Y con ello, a darme cuenta de que yo también formo parte de la misma “saca” que los colectivos LGTB, así como de la de los perseguidos por ser diferentes.

Y, gracias a ello, hoy soy mucho más consciente del calvario que han tenido que vivir. De lo crueles que han sido y son la ignorancia, los esterotipos y los dogmas con ellos. De las injusticias que se han cometido contra ellos y de las que se cometen aún hoy en día. Me siento “compañero de viaje” de ellos, y con ello mejor persona, más humano. Me indignan y hago mía su lucha por sus derechos. No solo creo en que las cosas “deberían ser” de una forma, si no que DEBEN serlo.

Y así, desde mi perspectiva hay cosas que no puedo entender. Confieso que soy absolutamente incapaz de entender cómo personas pertenecientes a estos colectivos perseguidos, criminalizados y estigmatizados son a su vez perseguidores, criminilizadores y estigmatizantes de otros que están en sus mismas circunstancias. Por qué razón las minorías perseguidas se acaban convirtiendo en perseguidoras.

Aunque no es frecuente, sí que de cuando en cuando leo o escucho por ahí críticas y prejuicios contra nosotros procedentes de personas del colectivo LGTB. Para ello, utilizan exactamente las mismas armas que contra ellos se han utilizado durante años y que todavía aún se siguen utilizando y provocan en mí una sensación de rabia e indignación total en primer término y una profunda tristeza después. Un ejemplo bastante reciente y que ha sido el detonante para que escriba esto es este comentario publicado como respuesta en un diario en relación con la polémica suscitada por el Hotel BDSM de Vilafranca (al que no enlazo por el tema de la “tasa google”):

“Realmente, es que no deberían de permitirles que abran semejante centro antisocial y anti-Derechos Humanos, pues favorece actitudes de odio, de racismo, de machismo, violaciones, de humillación, de prepotencia, de violencia, etc. Y es que ya tenemos suficiente para que además les permitan abrir centros de este tipo. Pero vaya, me parece fantástico que les inflen a dolor, impuestos y brutalidades fiscales con muchísimo abuso de poder, pues es lo que esta gente pretende practicar en su “hotel”, no? No se dejen engañar, señoras y señores, el sadomasoquismo no es una práctica sexual como cualquier otra, es UN ATAQUE FRONTAL AL PROPÓSITO DEL SEXO COMO ALGO BUENO, AGRADABLE, DE AMOR, DE COMPARTIR Y DE SATISFACCIÓN. Estos pervertidos convierten todo lo bueno en algo malo, desagradable, de humillación, de agresión, de dolor y de crueldad. Espero que les prohíban abrir, y además los denuncien Amnistía Internacional por favorecer actitudes machistas y de violencia gratuita, así como los denuncien TODAS las ONGs de Derechos Humanos y feministas. Ojalá les pongan a caldo y los eliminen a todos completamente, que ya tenemos basura de sobra en este país como apara además permitir esto. Y es que mira, yo soy del colectivo LGTBI, y la sexualidad me parece fantástica cuando se practica bien y a gusto de forma pacífica y guai, pero poner un hotel de sadomasoquismo en un estado de derechos civiles y constitución, es que es como la analogía de intentar legalizar a ETA como partido que “tiene derecho a expresarse libremente” => por supuesto que NO. Entiendo que al principio, con el desconocimiento, la gente le abriera puertas, pero la gente no es tonta y se informa, y cuando se dan cuenta, pues no sólo les ponen pegas, si no que le prohíben abrir un centro anti-social y de odio”

Sé que se puede argumentar que no se trata en realidad de alguien perteneciente al colectivo LGTB, que se trata de un troll, etc, etc. Y puede ser en este caso, sí. Pero este mismo tipo de argumentario llevo ya años viéndolo circular por ahí, incluso en foros LGTB, como se puede apreciar en algunos de los comentarios suscitados en el foro “Dos Manzanas” hace unos años al hilo de este tema.

Sí, definitivamente me siento orgulloso de ser quien soy y como soy. De ser capaz de ir más allá de los tabúes sociales y las falacias. De los dogmas. De empatizar con los demás y ponerme bajo su piel. De buscar entender a los que son diferentes y no dejarme cegar por lo que los miedos, la ignorancia, los prejuicios y los poderes nos pretenden imponer.

Gracias, Vida, por hacer de mí lo que soy.

Dragón

Hotel BDSM: La noticia desde fuera de España

Ya comentábamos hace unos días que el asunto del hotel BDSM de Vilafranca había saltado a las páginas de los diarios e informativos de otros paises, apareciendo la noticia en diarios como el Washington Times o Hollywood Reporter, o en las páginas web de canales de televisión como MTV o el Alemán Prosieben. Incluso ha servido para crear polémica en Estados Unidos, a raiz de un comentario en el “Late Night” de Seth Meyers en la cadena de televisión NBC:

“Escuchen esto” -dijo- “Un hotel español ha visto retrasada su apertura por que los funcionarios están preocupados de que esté demasiado cerca de una iglesia católica cercana”. – a lo que añadió- “no queremos estar cerca de esos pervertidos espeluznantes”, como imaginaria y humorística respuesta del hotel.

El comentario provocó las iras de la Liga Católica, cuyo presidente Bill Donaue llamó al humorista y sus guionistas “enfermos”.

(pueden ver ese fragmento del programa haciendo click aquí)

Parece ser que, pese a lo que digan ahora desde el consistorio, su primer comunicado dejaba bastante claro cual era el problema a la hora de conceder la pertinente licencia de apertura: la prevalencia de una determinada moral sobre otras, convirtiendo a unos ciudadanos en “ciudadanos de segunda” frente a otros. Flaco favor hacen a nuestro pais y su imagen más allá de nuestras fronteras.

Feliz 8/8, Dia del Spanking!

Hoy es 8/8 – Dia del Spanking, y como ya hemos publicado en otras ocasiones contenidos de todo tipo y que pasamos a detallar por si os apetece repasar (cosa muy recomendable)…:

- sobre la historia del 8/8 (“Un poquito de historia: orígenes del Día Internacional del Spanking”)

- sobre el azote en la literatura (“Cuando el Azote es de Tinta”)

- un poquito de filmografía (“Fotogramas con spank. Algo de cine para calentar el 8/8″)

- curiosidades del azote moda y publicidad (“El 8/8 más comercial. Spank de marca.”),

- uno de los grandes iconos clásicos (“Spanking Betty”)

- e incluso algo de dibujos animados (Calentando el 8/8…: Spanking en “Padre made in USA”)

- y comics (“Para el 8/8 Dia del Spank: Thor”)

.

…este año vamos a chorizar el contenido… digo… vamos a compartir con interés didáctico e informativo contenido muy interesante publicado en el blog de golfxsconprincipios por La Mosca Cojonera.

.

Empezando por un breve cuadro de seguridad

 

 

Y siguiendo por esta salada tabla sobre herramientas y efectos de su uso en el spank:

Son sólo algunas de las ilustraciones, puedes ver más en su entrada original:

http://www.golfxsconprincipios.com/lamoscacojonera/consejos-para-un-buen-spanking/

 

De “eruditos” y BDSM

Como consecuencia de la negativa del Ayuntamiento de Vilafranca para la apertura del Hotel BDSM, ha estallado un revuelo mediático que ya ha saltado más allá de nuestras fronteras. Esto es algo que no es de extrañar, pues se unen muchos factores que lo propician.

Por un lado, es una noticia de interés por que afecta a los derechos de un colectivo, que aunque pequeño y desorganizado en nuestro país, existe y los posee (los derechos) plenamente. Y más allá de las razones legales esgrimidas para negarle la licencia de apertura (las cuales insistimos que son lógicas, pues nada les exime de cumplir la ley) son las razones de índole moral que se evidencian en el comunicado que publicó el propio ayuntamiento el pasado fin de semana las que propician su difusión.

Por otro lado, el sexo y la violencia son prácticamente una garantía de venta para los medios de comunicación. Sobre todo, si lo presentan de una forma escabrosa y morbosa. Ya sabemos que para los medios de comunicación nuestras prácticas son demasiado aburridas si se muestran como realmente son, en lugar de distorsionarlas para su propio interés. Deberíamos de tomar buena nota de ello a la hora de tratar con ellos.

Y en este caso, a lo anteriormente dicho, se une el hecho de que en verano los medios de comunicación están “bajo mínimos”: las noticias escasean, los titulares de los medios flojean y tienden a publicar cualquier cosa. Y si es morbosa mejor que mejor.

Durante toda esta semana hemos podido leer la evolución que la noticia seguía. Desde alguna breve entrevista al preocupado emprendedor e inversor, a entrevistas a ciudadanos de la ciudad que manifiestan su malestar en torno al tema, tanto a favor como en contra. Y la insistencia reiterada acerca de la proximidad de una ermita en las cercanias (lo que nos lleva a preguntarnos: qué diablos harán en aquella ermita que no quieren que les puedan ver?). Algo lógico todo esto…

En los diversos medios en los que la noticia se ha publicado, ha habido diversos comentarios tanto a favor como en contra, no ya de la apertura o no del establecimiento, si no de nuestro colectivo. Y como no podía ser de otra forma, los calificativos de “guarros”, “enfermos”, “delicuentes”, etc. no podían faltar.

Pero, como siempre, se tiende a ir un poco más allá en busca del sensacionalismo y de la manipulación. Y hoy uno de estos medios ha publicado una entrevista con una “eminencia” en temas de sexualidad. Lamentablemente, hemos sabido de dicha entrevista demasiado tarde para poder comprar el diario en la que se ha publicado y para poder acceder a ella online es necesario estar suscrito al mismo, por lo que tan solo hemos tenido acceso a algunas de las afirmaciones que ha hecho durante la misma.

No queremos poner en duda la profesionalidad de este señor, pero sí creemos que podemos y debemos cuestionar la validez de sus afirmaciones, al menos las que han llegado a nuestro conocimiento.

Una de las afirmaciones que realiza es que “el sadomasoquismo es un trastorno mental”.

Si bien esto es cierto, no lo es en lo que se refiere a las prácticas S/m encuadradas bajo el acrónimo BDSM (que es de lo que verdaderamente estamos tratando). Existe un sadomasoquismo que es una patología, un trastorno mental, desde luego. Es aquel sadomasoquismo relacionado con la crueldad, la autodestrucción y la falta de consenso. Es por ejemplo, el sadismo que demuestra el sádico que causa daños a otro ser vivo sin importarle para nada el modo en que le afecte, física o psíquicamente, y buscando únicamente satisfacer sus instintos criminales. Esto podría aplicarse a violadores y delincuentes sexuales (alguien se atrevería a encuadrar aquí los lamentables espectáculos taurinos?).

Sin embargo, existe otro “sadomasoquismo” y es aquel que se encuadra en las prácticas BDSM, el sadomasoquismo consensuado, en el que los participantes del mismo consensúan implicarse voluntariamente en ellas, de forma sensata, madura e informada, con la intención mútua de disfrutar y obtener placer con ellas.

Esto es algo que ya se vislumbró en la edición revisada del DSM-IV el año 2000 en el que se dejaba cierto espacio para un sadomasoquismo no patológico (ni tan siquiera como “parafilia”), pero que sin duda ha quedado definitivamente eliminado en la actual versión del DSM5, la cual acepta y define claramente como no patológicas las prácticas que se enmarcan en el BDSM / sadomasoquismo consensuado, las cuales son consideradas simplemente como “sexualidad inusual” o “atípica”.

Otra de sus afirmaciones es que “el estado debe intervenir”.

Esta afirmación tampoco es cierta. Salvo que con ella quiera decir que en su opinión (basada ésta en sus propios juicios y prejuicios sin fundamento alguno) así debería ser. Porque en realidad no es así.

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos dictaminó en 2005, en la sentencia del conocido juicio que se recoje en la película “SM Retcher”, que:

“elementos tales como el sexo, la orientación sexual y la vida sexual son componentes importantes del ámbito personal que protege el art. 8 (apdo. 80)”.

 “cada uno puede llevar su vida privada, entendida en este contexto como sexual, como le parezca, incluyendo la posibilidad de entregarse a actividades consideradas física o moralmente perjudiciales o peligrosas para su persona (apdo. 85).”

Por lo que queda claro que el estado no podrá intervenir en las prácticas encuadradas en el BDSM. Sin embargo, en esta misma sentencia dicta exenciones a esta regla general para aquellos casos en los que la voluntad de la “víctima” no sea respetada, su derecho a la libre elección sexual, que deben en todo momento garantizarse.

En las prácticas BDSM/sadomasoquismo consensual existen pautas para que esto sea algo real. Herramientas como el uso de la palabra de seguridad, los cuestionarios de prácticas y la gestión del consenso mediante la comunicación y el diálogo garantizan que esto sea así, hasta el extremo que numerosos expertos en sexualidad han puesto sus ojos en nuestro colectivo como ejemplo a seguir.

Por tanto, sí estamos completamente de acuerdo con este “experto” en cuanto a que cuando el sadomasoquismo es sinónimo de patología debe intervenir el estado. Sin embargo, cuando el sadomasoquismo es una expresión de la sexualidad consensuada y disfrutada de forma voluntaria, sensata y segura, debe abstenerse por completo y respetar la voluntad de los implicados.

Otra de sus afirmaciones es:

“personas de toda condicion socioeconomica e intelectual, pueden ser personas con infancia dura o un pasado muy violento aunque no necesariamente, muchas veces son personas con trastornos de personalidad, personas con complejos, solitarios”

Esta es una afirmación que me cuesta creer que haya salido de su boca y casi me atrevería a decir que es una interpretación sesgada de sus palabras a la hora de su publicación. Sí es cierto que los practicantes de BDSM son absolutamente heterogéneos. Entre nosostros podemos encontrar personas procedentes de muy diversos sustratos sociales y de distinto nivel intelectual. También es posible encontrar personas de muy diversas orientaciones sexuales. Y hay mujeres y hombres. Pero además, curiosamente, todos estos aspectos no tienen nada que ver en el rol, Dominante/sumiso que deciden asumir. Ni la condición social, intelectual o género tienen nada que ver con ello. El Señor Importante de algun ministerio o empresa, puede ser el perrito faldero de la señora de la limpieza del mismo sitio una vez que se cierran las puertas de la mazmorra. Pero lo que es falsa es el resto de esta afirmación, sin base alguna que la sustente.

Sin duda esta afirmación la realiza, bien a modo de opinión personal/juicio de valor, bien inspirada en pasados conceptos de la psiquiatría y la psicología basados en opiniones sin fundamento por quienes las emitieron o en estudios sesgados realizados sobre una muestra de población ya diagnosticada previamente con trastornos de comportamiento sexual. La realidad es bien distinta, pues los estudios realizados directamente sobre la población verdaderamente representativa de nuestro colectivo demuestran que no hay diferencia significativa de antecedentes de malos tratos, ni de infancias traumáticas entre los practicantes de BDSM y la sociedad general. Del mismo modo que los estudios realizados igualmente arrojan como resultado que quienes practicamos BDSM somos personas perfectamente integradas en la sociedad. Por ejemplo, un estudio publicado por la revista “The Journal Sexual Medicine” en 2013, concluía que:

“Los resultados sugieren principalmente características psicológicas favorables de los practicantes de BDSM en comparación con el grupo control; los practicantes de BDSM eran menos neuróticos, más extrovertidos, más abiertos a nuevas experiencias, más conscientes, menos sensibles al rechazo, había mayor bienestar subjetivo, sin embargo, eran menos agradables. Comparando los cuatro grupos, si se observaban las diferencias, las puntuaciones BDSM fueron en general más favorables para los que tienen una posición dominante que un rol de sumisión, con las puntuaciones más desfavorables para los controles.” (La info AQUÍ)

Por tanto, no somos el resultado de infancias infelices ni maltratadas, No somos solitarios, no tenemos antecendentes de tipo violento, ni tenemos complejos ni trastornos de la personalidad… al menos no más que el resto de la sociedad general de la que participamos.

Sin embargo, en sus palabras se guarda bien las espaldas y utiliza la fórmula “pueden ser… o no” para verter sus afirmaciones. Como podríamos decir nosotros sobre los catedráticos que:

“personas de toda condicion socioeconomica e intelectual, pueden ser personas con infancia dura o un pasado muy violento aunque no necesariamente, muchas veces son personas con trastornos de personalidad, personas con complejos, solitarios”

Otra de sus afirmaciones es:

“son instalaciones para personas que padecen trastornos por lo que pueden resultar muy peligrosas”

Cómo puede saber eso? Ha estado alguna vez en ellas? Ha leído, tal vez, algún estudio al respecto? Cómo puede ser capaz de realizar un diagnóstico tan general de un colectivo por el simple hecho de reunirse en determinados lugares?

Los locales S/m llevan muchos años funcionando por el mundo y España no es una excepción. En nuestro país hay unos cuantos locales dedicados a estas prácticas. Y en aquellos lugares donde están ni siquiera los vecinos saben de su existencia. Nunca ha habido problemas con ellos ni con sus asistentes. El colectivo BDSM tiende a ser especialmente respetuoso con los demás, pues forma parte de nuestra filosofía de vida.

Para acabar, no nos queda otra que lamentarnos por este tipo de informaciones que se ofrecen como académicas pero que sin embargo tienen mucho de tinte ideológico/moralista y poca base científica real. Lo vimos hace unos días atrás cuando saltaron a la prensa los contenidos de unos apuntes oficiales de la Universidad de Extremadura, de contenido altamente homófobo y moralista en los que se afirmaba sin tapujos que “el estilo de vida (gay/lesb) ha demostrado ser poco saludable para estos mismos colectivos” (dónde? cuándo?) cómo?) y que “algunos homosexuales buscan liberarse de esta forma de vida: son los ex-gays (quienes merecen el mismo tipo de respeto como personas, se comparta o no su modo de pensar o de vivir)”, lo cual choca de pleno, no ya con el sentido común y racional, si no contra las evidencias y estudios realizados.

Por que verán ustedes… Ni el estilo de vida LGTB, ni el estilo de vida BDSM hace infelices a las personas que los abrazan. Es la sociedad la que actúa como elemento discapacitante de ellos a través de sus prejuicios. Abrazar el estilo de vida que deseas lo que hace es contribuir a tu felicidad… si la sociedad te lo permite.

Dragón

8/8 Día del Spank en Valencia: XXX kdda con cena y fiesta de BDSM en Valencia

Ya nos parecía raro que la Asociación Arabella BDSM en Valencia no celebrase el 8/8 Día Internacional del Spank…

El próximo sábado 9 de agosto en Valencia se celebrará la XXX Kedada con cena y posterior Fiesta Temática del grupo (que ya son unas cuantas), y se aprovechará la ocasión para dedicarla, como no podía ser de otro modo, al Día del Spank.

 

XX kdd Asociacion Arabella BDSM en Valencia
Cena y fiesta temática Celebracion del dia 8/8 día de Spank
Día 9-8-14
Se precisa reserva previa
Informacion y reserva en Akhassha@mac.com

.

P.D.: Otros eventos previstos estas fechas en la zona de levante.

- 8/8 Fiesta del Día del Spank en el Anónimo de Alicante – 8 y 9 de agosto’14.

- Fiesta BDSM por el 8/8 – Día Internacional del Spanking en Murcia, 08/08/14.

Fiesta BDSM por el 8/8 – Día Internacional del Spanking en Murcia, 08/08/14

No solemos publicar las cosas que se organizan en Murcia porque no son Comunidad Valenciana, nos pillan lejos , no nos enteramos… y porque a todo no se llega, que semos personas físicas. ¡Pero tampoco está tan lejos! Y conviene recordar de vez en cuando que hay vida bedesemera en todo el levante.

Y más teniendo en cuenta que hemos leído por ahí que “hay quien no quiere que esto siga adelante”, que no sabemos exactamente a qué se refiere ni por quién va la cosa, pero siguiendo nuestra filosofía personal, desde aquí apoyamos todos los esfuerzos e iniciativas de la gente que se toma la molestia de moverse para ofrecernos actividades y alternativas donde juntarnos y disfrutar. Que sabemos lo que cuesta y lo ingrato que es en ocasiones.

Así que… allá va: FIESTA EN MURCIA!! (no digáis luego que no se hace nada fuera de Madrid y Barcelona)

.
El próximo viernes día 8 de agosto,  con motivo del 8/8 – Día Internacional del Spank la gente de Murcia ha organizado una fiestecita que promete:

Cuando el dolor se vuelve placer y el placer se alcanza a través del dolor.

Cuando la entrega y la confianza absoluta es el mayor regalo.

Cuando cierras los ojos, agarras las cadenas y te dejas llevar.

Cuando sientes el ardor del dolor en la mano y simplemente necesitas más y más.

Cuando el sentir el temblor del cuerpo es una necesidad.

Cuando tu mano se convierte en un pincel y coloreas de rojo.

Cuando tu cabeza funciona a mil por hora por la incertidumbre de cuando vendrá el siguiente.

Eso es Spank y el día 8 de Agosto es nuestro día.

Por eso en ML queremos reunirnos para poder disfrutar de una de las prácticas más conocidas del BDSM.

Empezaremos 20:00 a 20:45 con un Cóctel de Bienvenida.

A las 21:00 seguiremos con una cena fría.

Y a lo largo de toda la noche tendremos exhibiciones de Spank, Medical Plays, Juegos con Fuego y muchas sorpresas más.

 

Para más información podéis asomar al grupo de facebook “Amigos BDSM Alicante-Murcia-Levante” y preguntar a Dom Murcia, o llamar al teléfono del cartel.

.

P.D.: aprovechamos como siempre para recordar otros eventos previstos en próximas fechas en la zona.

- 8/8 Fiesta del Día del Spank en el Anónimo de Alicante – 8 y 9 de agosto’14.

La COMUNICACIÓN en las relaciones BDSM

Entre lo que pienso
Lo que quiero decir
Lo que creo decir
Lo que digo
Lo que quieres oír
Lo que oyes
Lo que crees entender
Lo que quieres entender
Lo que entiendes
Existen nueve posibilidades de no entendernos.

.

La comunicación es un pilar fundamental en cualquier relación BDSM.

Sí, ya. Todo de lo que hablamos acaba resultando ser “un pilar fundamental en cualquier relación BDSM”… Básicamente porque todo son distintos aspectos de lo mismo y están todos tan íntimamente interrelacionados que no es posible unos sin los otros. Y de hecho, es así en cualquier tipo de relación, sea bedesemera o no, de pareja, familiar, de amigos, de negocios,… Pero aquí hablamos de relaciones BDSM, que para eso es un blog del tema.

Las relaciones BDSM en cualquiera de sus posibles versiones y variaciones (D/s, Sm, larga duración, encuentros ocasionales, pareja, múltiples, abiertas, cerradas, acuerdos para bondage, o lo que sea) requieren un importante ajuste entre sus miembros de las necesidades, deseos y expectativas de cada uno de ellos, ya que el éxito de la relación está en que ambas partes se complementen y todos encuentren lo que buscan y desean de forma satisfactoria. Si no hay una comunicación fluida y exahustiva, ¿cómo hacerlo?.

El dar por entendidas las cosas, el presuponer que el otro piensa lo mismo que yo sobre cómo va a discurrir nuestra relación, qué vamos a hacer y qué no, bajo qué parámetros… puede llevarnos a descubrir, cuando ya es tarde, que hay importantes incompatibilidades entre nosotros. Que nuestros irrenunciables y nuestras limitaciones no cuadran, que no buscamos lo mismo. Tal vez hablamos mucho de cosas que nos emocionaban o nos ponían a cien, pero nos dejamos temas en el tintero que ahora suponen un importante obstáculo, y ahora resulta que “es que esto no era lo que yo creía que iba a ser…”.

Entonces llega la fustración, los desengaños, la desilusión, los reproches…

No vale aquí el “todo el mundo sabe que cuando se dice tal cosa, quiere decirse…” ni cosas parecidas. No basta con decir “todo será muy SSC”. Hay que hablar, hablar de todo lo que podáis imaginar, llamando al pan pan y al vino vino. Y después de hacerlo, hay que pensar en más cosas que podáis imaginar y hablarlas también.

La sutileza, la retórica y los adornos están muy bien para algunos momentos, son también fórmulas de comunicación, más románticas o poéticas y alimentan ciertos aspectos de muchas relaciones, pero para construir y luego mantener una relación, no podemos fundamentarla en poesía. Hay que COMUNICARSE mucho y bien. Y por desgracia el comunicarse de forma asertiva no es una habilidad que generalmente las personas dominemos y ejerzamos de forma  habitual.

.
En ocasiones, en una relación D/s, un mal entendido deber de acatamiento de la parte sumisa respecto a los deseos y órdenes provenientes de la parte dominante, genera una incomunicación que acaba siendo letal para la relación. Tal vez menos frecuente, pero igual de peligrosa, es la suposición de que la parte dominante es todopoderosa y no tiene dudas, ni nada que deba comunicar y compartir con sus sometidxs.

Por muy estricta y protocolaria que sea la relación que hayáis elegido mantener, siempre debe haber una vía para la comunicación. Tiene que haber espacios y momentos para que se puedan plantear con sinceridad las necesidades de todos los implicados, para que los desajustes y problemas sean conocidos por todos, puedan solucionarse de forma constructiva y sea posible continuar avanzando. El “yo mando y tú obedeces”/”yo sólo estoy para obedecer sin hablar”, no sirve de nada cuando uno de los miembros de la relación no es feliz, por mucho que se haya acordado previamente un intercambio de poder más o menos intenso.

Las personas sumisas SI tienen necesidades, deseos, problemas,… y deben encontrar en la relación la satisfacción real de ellos o la cosa no funcionará.

Y la parte dominante, además de tener también necesidades más allá de empuñar una fusta, NO es adivina. No es verdad eso tan bonito de que con ver el palpitar de tu piel y mirar el profundo de tus ojos va a saber qué necesitas en cada momento.

La comunicación no verbal es importantísima, pero no puede sustituír la eficacia de cien conversaciones transparentes y sin tapujos.

.

Y tras soltar la chapa, para ayudaros en el empeño de comprenderos y comunicaros, os dejamos aquí este útil esquema para que lxs Dominantes podáis interpretar mejor el lenguaje gestual y corporal de vuestrxs perrxs sumisxs.

comunicacion

De políticos mojigatos y el Hotel BDSM

Una vez más nos tropezamos con la doble moral y el desconocimiento por parte de los poderes públicos.

Hace unos días anunciábamos la próxima apertura del primer hotel BDSM de España. La inicativa partía del Sr. PSYCHO, quien con mucho esfuerzo, ilusión e inversión se lanzaba con esta iniciativa pionera en españa, aunque no en otros países de nuestro entorno. Pero claro… los países de nuestro entorno nada tienen que ver con este, plagado de políticos mojigatos y doble moralistas.

Y así, en el día de ayer 28 de julio, el Ayuntamiento de Vilafranca publicaba en su web oficial un comunicado que no tiene desperdicio alguno y en el que declara:

“-La vesprada del diumenge dia 27 de juliol, a través de les xarxes socials l’Ajuntament de Vilafranca va tenir coneixement de la inauguració d’un hotel a la localitat destinat a pràctiques denominades BSDM. Davant aquests fets el municipi manifesta que:

-El citat establiment no disposa des de fa anys la preceptiva llicència d’obertura com Hotel en no complir la normativa exigible.

-L’establiment únicament disposava fins a la data de llicència de bar i restaurant.

-La nova empresa gestora de l’establiment va sol·licitar a l’Ajuntament de Vilafranca un canvi de nom en la titularitat de l’establiment, únicament per als serveis de bar i restaurant.

-Els serveis tècnics de l’Ajuntament de Vilafranca van requerir als gestors la documentació necessària per realitzar el canvi de titularitat del negoci donant un termini de deu dies a la nova empresa perquè presentés la documentació.

-Transcorregut el termini atorgat pel municipi la documentació no s’ha presentat.

-En no haver-se presentat la documentació en el termini establert l’Ajuntament de Vilafranca notificarà als sol·licitants el tancament de l’establiment fins que compleixi amb tota la normativa exigible per a l’obertura del mateix.

-L’Ajuntament de Vilafranca s’ha esforçat en els últims anys en la promoció dels valors naturals, patrimonials i paisatgístics del municipi per atreure un turisme de qualitat i familiar, i no creu adequat l’existència d’un local d’aquestes característiques al poble. Tampoc la seva ubicació propera al municipi i del Santuari de la Mare de Déu del Llosar, patrona del municipi, que rep cada dia desenes de visites”

Con lo cual, pretende condenar el proyecto.

Desde luego, no seremos nosotros quienes critiquemos a ninguna administración pública por su celo en vigilar y exigir el escrupuloso cumplimiento de todas las leyes y normativas exigibles a cualquier lugar destinado al público. Realmente, nos gustaría que siempre fuese así, porque lo que está en juego son nuestras vidas. Qué diferente habría sido si se hubiese cumplido con este precepto cuando el “Madrid Arena”!!. Pero mucho nos tememos que en este caso, lo que se pretende con estas trabas legales no es si no poner cortapisas y las mayores trabas posibles para la apertura de un local, a todas luces LEGAL en lo que a su actividad se refiere.

Que en este caso se trata más bien de un juicio moral y retrógrado se puede ver claramente en el último párrafo del citado comunicado:

“-L’Ajuntament de Vilafranca s’ha esforçat en els últims anys en la promoció dels valors naturals, patrimonials i paisatgístics del municipi per atreure un turisme de qualitat i familiar, i no creu adequat l’existència d’un local d’aquestes característiques al poble. Tampoc la seva ubicació propera al municipi i del Santuari de la Mare de Déu del Llosar, patrona del municipi, que rep cada dia desenes de visites”

Me gustaría preguntarle al Sr. Alcalde en qué forma interfieren las prácticas sexuales consensuadas entre adultos con los valores naturales, patrimoniales o paisajísticos: ¿Creerá que los visitantes de este sitio van a dejar el monte perdido de condones? ¿Cómo sabe que el turismo que acuda será un turismo de inferior calidad al que ahora tiene? ¿ Acaso piensa que los practicantes de BDSM somos unos locos delincuentes? ¿Por qué es un problema que en las inmediaciones haya un Santuario?¿Tiene miedo de que decidan pasar la noche en el hotel (una vez obtenidas las oportunas licencias, SEGÚN LEY)? ¿Opinaría lo mismo si el hotel fuese un hotel de temática LGTB? (Me da que sí).

Y como me consta que este texto muy probablemente acabará llegando a sus manos, quisiera explicarle algunas cosas:

Las prácticas BDSM no son una patología ni una enfermedad. Actualmente no hay una sola ley española que prohiba o restrinja que dos o más personas se relacionen a través de ellas de forma libre, voluntaria y consensuada. Quienes practicamos BDSM somos personas como cualquier otra, ciudadanos que trabajamos, que pagamos impuestos, que votamos y formamos parte integral de la Soiciedad. Somos padres, hijos, hermanos, primos, maridos, esposas, heterosexuales, LGTB, fontaneros, albañiles, ingenieros, abogados, arquitectos, creyentes, agnósticos… Capaces de pasar un fin de semana en “un local d’aquestes característiques” con nuestra pareja y al siguiente fin de semana ir de visita a Port Aventura con nuestros hijos.

No se reconoce la práctica BDSM como una patología clínica, y sí se reconoce como una forma de relación sexual. No somos fruto de maltratos, e incluso hay estudios que afirman que quienes practicamos BDSM “gozamos de mayor salud psicológica que el resto”.

Me resulta bastante curioso el hecho de que se intente impedir la apertura de un sitio PRIVADO especialmente diseñado para adultos, para que de forma lúdica puedan ejercer su derecho a la libre sexualidad (derecho humano) de la forma que voluntariamente elijen, mientras que por otro lado se fomenta y alaba un recinto destinado a la tortura pública de animales, como es la plaza de toros. No logro entender cómo es posible que les moleste lo que unas cuantas personas puedan llevar a cabo entre las paredes de un recinto PRIVADO, mientras se realizan con subvenciones públicas actos de tan auténtico salvajismo. Como tampoco puedo entender cómo es posible que un restaurante que hasta hoy se encontraba abierto al público sin problemas (e incluido como tal en la página oficial del ayuntamiento) y de repente presente problemas tan complejos para su apertura.

Sr. Alcalde, su función como tal no es otra que la de administrar su ayuntamiento y población, en virtud de las leyes, normativas y ordenanzas vigentes y dejar a un lado sus creencias y prejuicios. Todos somos ciudadanos con derechos, independientemente de nuestros gustos sexuales. Limítese a cumplir la ley.

Lamentablemente, no es la primera vez que sucede algo así en nuestro país. Ya en 2012 nos hacíamos eco de algo similar ocurrido en la celebración de un festival erótico en Galicia

Pueden leer la noticia Aquí.

Tortura de Tetas: Pinzado (by DR)

A continuación, reproduzco uno de los apartados de mi “Tortura de tetas, by Dragón”. Si quieren leerlo completo, pueden descargalo gratis y anónimamente desde AQUÍ.

___________________________________________

Pinzado:

Para un pervertido de las tetas, la visión de un pezón enhiesto y el deseo inmediato de pinzarlo es todo uno. Se constituye como un auténtico acto reflejo imparable. Diríase que de las tetas emana una especie de magnetismo o fuerza de gravedad de tal intensidad que cualquier instrumento con capacidades prensiles que caiga dentro de su campo de acción se verá irremisiblemente atraído hacia ellas. Son los “agujeros negros” de las pinzas.

Toda la superficie de la teta es suceptible de ser pinzada. De hecho, es meritoria de serlo. Para aplicar las pinzas, toma una porción de carne entre tus dedos pulgar e índice y levántala lo suficiente como para poder morderla con la pinza. Con la otra mano, coloca la pinza abierta sobre la porción de carne pellizcada y deja que la pinza la muerda. Puedes hacerlo de forma lenta y suave, o rápida y brusca: dependerá de cosas como la presión de la pinza, la sensibilidad de la teta y del efecto que deseas conseguir. Sin embargo, en las primeras veces te aconsejo que vayas despacio. Aplica pinzas “flojitas” y sé suave colocándolas. Con tiempo y práctica le pillarás el “punto de gracia” a tu víctima voluntaria y podrás actuar en consecuencia.

Asegúrate que aplicas las pinzas sobre una piel seca. Una piel húmeda o lubricada podría hacerla resbalar, lo cual resulta muy doloroso y poco excitante. Sé firme al aplicarlas y no titubees al hacerlo, pues eso también provoca dolor innecesario. Puestos a pinzar, pinza bien e introduce un buen pellizco de carne para que no se dispare la pinza o resbale por hacerlo laxamente.

Las pinzas duelen, no nos engañemos. Si no me crees, pruébalo sobre tí mismo/a. Duelen al colocarlas y, una vez puestas, el dolor aumenta progresivamente. Y sobre todo, duelen al retirarlas. Ese es el momento más álgido de dolor. Esto es debido a que la presión ejercida sobre la carne desaloja la sangre que la alimenta. En consecuencia, la zona pinzada deja de recibir riego sanguíneo y por tanto, de recibir oxígeno y nutrientes. La consecuencia inmediata es que los nervios se adormecen. Cuando retiramos la pinza, la sangre fluye de nuevo y los nervios se revitalizan, enviando una lacerante señal de alarma máxima. Se podría decir que estuvieron acumulando toda la información dolorosa y es ahora cuando aprovechan para liberarla. Por tanto, cuanto más tiempo mantengamos la pinza, mayor será esa sensación dolorosa. Esto se debe al fenómeno conocido como isquemia [1] y es el mayor enemigo que podemos tener.

La carne necesita oxígeno y alimento para sobrevivir. Si se interrumpe el riego sanguíneo, éstos no llegan a los tejidos y, transcurrido un tiempo límite comienzan a morir. Se produce lo que se denomina necrosis y es lo último que deseamos que suceda. Las tetas se merecen un castigo… Pero deben durarnos toda la vida.

Establecer los tiempos máximos de seguridad para evitar esta necrosis en el marco de nuestras prácticas afectadas (pinzas, ataduras y en general todo elemento de presión o constrictor) es complicado y fuente de frecuentes debates. La razón de ello es que son muchos los factores que intervienen a la hora de establecerlos. La presión, la zona afectada, la superficie y el estado de salud de la persona objeto de nuestras atenciones son aspectos muy variables e imprecisos.

He escuchado y leído sobre tiempos máximos que oscilan desde unos escasos minutos hasta horas. Jay Wiseman, en su libro “BDSM: Introducción a las técnicas y su significado”[2] establece un tiempo máximo de 1 hora. En el mismo capítulo relata el caso de un amigo suyo que probando unas pinzas se quedó dormido y al despertar habían transcurrido 4 horas. Como resultado, le dolieron los pezones durante un mes y tuvo suerte de que no se le gangrenasen. Nuestro Jose Luis Carranco, en su libro “Las Reglas del Juego: El manual del BDSM”[3] establece el mismo tiempo. Ambos autores son personas de reconocida solvencia como para saber de qué están hablando.

En cirugía, se suele emplear la isquemia inducida con el fin de facilitar las intervenciones quirúrgicas, cuando esto es algo posible. El tiempo máximo recomendado para estos casos es de menos de una hora y media, amparándose en estudios que demuestran que la necrosis comienza a partir de las dos horas. Y eso tratándose de situaciones de necesidad médica en la que hay motivos para correr riesgos. Una corrida no merece poner en peligro la integridad de nadie.

Mi experiencia personal es establecer esos límites seguros en torno a treinta minutos. Ése es un límite que he alcanzado en numerosas ocasiones y lo he comprobado como sobradamente seguro y suficientemente restrictivo como para tolerar un amplio margen de variables diferentes. No obstante, si las pinzas que utilizas ejercen una gran presión, reduce este tiempo.

Treinta minutos dan mucho juego. Es tiempo más que suficiente para pasarlo bien y siempre puedes prolongarlo cambiando las pinzas de sitio.

No obstante, como siempre, permanece atento. Vigila la temperatura y el color de la zona pinzada. Es normal que se enfríe un poco en relación con la zona circundante y que se ponga un poco pálida. Permanece alerta. Si el dolor se vuelve insoportable o incluso si dejan de doler, puede ser una señal de alarma.

La intensidad del dolor que puedes administrar con una pinza dependerá de:

- La zona pinzada: no es lo mismo pinzar el pezón o la areola que cualquier otra zona de la teta. En los primeros hay más terminaciones nerviosas, por lo que la sensación de dolor será mayor.

- La fuerza del muelle o resorte: lógicamente, cuanto mayor presión pueda ejercer el resorte, más dolor.

- La forma de la pinza: Hay dos factores decisivos aquí. Por un lado, cuanto mayor sea la superficie de la que disponga la pinza para apoyar su “mordida”, menor presión y por tanto, menor sensación dolorosa. Y al contrario, cuanto más pequeña sea esta superficie, mayor sensación de dolor. El otro factor depende de la distancia entre el resorte y la zona de pinzado. Cuanto más próximo esté de ella, tanto más dolorosa es la sensación.

Instrumentos de pinzado:

Disponemos de una gama muy amplia de instrumentos, abarcando esta una lista casi interminable de objetos de uso común, instrumentos de bricosado e instrumentos especialmente fabricados y comercializados para estos fines. Por tanto, esta relación no puede ser exhaustiva, aunque sí significativa. Comenzaremos por la más universal y sencilla.

pinzas

Pinzas de tender:

Sin duda las más usuales, debido a su bajo precio, su facilidad de adquisición, su disponibilidad, su discreción y su relativamente baja presiónpinzapezón (comparadas con otras). Preferiblemente de madera, asegúrate que en su fabricación no han quedado astillas que puedan clavarse en la mordida. La presión ejercida puede modificarse fácilmente para hacerlas más “blandas”: basta con forzar un poco su muelle abriéndolas más allá de su límite. También puede reforzarse mediante la colocación de bandas elásticas entre el muelle y la zona de pinzar. Sin modificar, son perfectamente soportables. Son además las más versátiles y permiten usos impensables en otros tipos de pinzas.

Con ellas podemos pinzar ampliamente la teta y colocar tantas como admita su superficie. Por supuesto, puedes expresar tu creatividad y hacer bonitas formas geométricas con ellas. Por sus características, son las únicas que podemos retirar con instrumentos de azote como la fusta o el gato. Son también las únicas con las que puedes hacer una “cremallera”.

La “cremallera” consiste en pasar una cuerdecita por el interior del muelle de las pinzas, dejando los extremos – o uno solo de ellos – dispuestos para tirar. Colocamos las pinzas y tiramos de los extremos – o extremo – para ir desprendiéndolas. Puedes disponer las pinzas en “caminitos” siguiendo la curva del surco submamario. O puedes empezar la travesía en un brazo, recorrer las tetas y finalizar en el otro brazo. Puedes desprender las pinzas una a una, eternizando el suplicio o puedes hacerlo en un solo jalón. Este es un tormento bastante duro y doloroso, tenlo presente y mantente alejado de pezones y areolas. Estas zonas no son aptas para hacerlo.

cremallera

Si decides lastrar con estas pinzas, ten cuidado y no las cargues demasiado o se desprenderán rompiendo la piel – especialmente en los pezones y areola – y probablemente dejando caer el peso sobre tu empeine o el de tu víctima voluntaria.

Palillos chinos:

Toma un par de palillos chinos, júntalos en paralelo y ponle un par de gomas elásticas en los extremos. Después, sepáralos hasta poderpalilloschinos introducir un dedo entre ellos, acércalo al pezón y colócalo entre ambos palillos. Con la mano libre, sujeta el pezón y tira de él hacia fuera. Saca el dedo de entre los palillos y… ¡Listo!. Puedes jugar a tirar de ellos, a retorcerlos y jugar al helicóptero. Pero ten cuidado y no fuerzes el límite de torsión del pezón. La presión del conjunto puede regularse añadiendo más vueltas a las gomas o desplazándolas hacia los pezones.

También puedes hacer lo mismo con algún tipo de varilla lo suficientemente larga como para alcanzar ambos pezones a la vez. Esto te ofrecerá una práctica “asa” con la que manejar a tu víctima voluntaria. En este caso tendrás que reforzar con una banda elástica intermedia.

Pinzas de oficina:

Las pinzas de oficina también son una opción. Eso sí, son de las más “fuertes” para estos usos. Si tu víctima voluntaria las soporta, reduce el tiempo de exposición drásticamente. Vigila que los bordes no sean cortantes y preferiblemente redondeados. Ojo con lastrarlas demasiado: por su construcción, no sueltan fácilmente su “presa”. Probablemente se llevaría el pezón entre sus fauces antes que liberarlo.

IMG-20140119-WA0001

Perchas con pinzas:

lenaperchaLas perchas de metal para faldas pueden utilizarse para “jugar” a la “Doncella en apuros”. Su mordida es bastante fuerte, por lo que podemos utilizarlas para lastrar ambos pezones simultáneamente y de forma equilibrada. Son ideales para poner en situaciones comprometidas a nuestra víctima voluntaria. Por ejemplo, podemos disponer la escena de tal forma que deba mantenerse de puntillas para reducir la presión y el estiramiento sobre sus pezones. Al cargarse sus pies, tenderá a descansarlos apoyándolos por completo, lo que aumentará el tormento de sus pezones. Se convierte así en un suplicio en el que constantemente deberá valorar cual es la posición más cómoda.

También puede, mediante un sistema de poleas, conectarse el otro extremo de igual forma en los pezones de otra víctima voluntaria. Esto añadirá también el factor “causar daño” a su compañera y a valorar hasta qué punto antepone su propia comodidad a la ajena.

Pinzas hemostáticas:

pinzas quirurgicasSon pinzas destinadas a usos médicos. De plástico o de metal, tienen aspecto de tijera, pero los filos han sido sustituidos por una superficie plana. Las he visto utilizar para bloquear sondas, así que imagínate la presión que son capaces de ejercer. En la parte trasera, junto a los dedales –donde metes los dedos– disponen de un sistema de trabado que las bloquea. Para liberarlas, simplemente has de desplazar un poco los dedales. No aconsejo utilizarlas de metal por su rigidez. Las plásticas se deforman y esto ayuda a no pasarse en el apriete. Son muy útiles para lastrar, tal y como puede apreciarse en la imagen adjunta. Supongo que pueden adquirirse en ortopedias o tiendas de venta de material quirúrgico. Las mías las “distraje” en alguna visita al hospital.

Pinzas Japonesas o de mariposa:

japoEstas pinzas han sido diseñadas especialmente para ser usadas como punto de enganche de plomadas. También son muy útiles para torturas refinadas. Su superficie de aplicación es bastante pequeña, aunque tienen el detalle de estar protegidas por una goma con protuberancias. Por sí mismas ya ejercen una presión considerable, pero si las lastramos o tiramos de ellas su presión aumenta proporcionalmente. Ideales para atormentar a nuestra víctima voluntaria con situaciones que las pongan en apuros o para conducirla mansamente.

Pinzas especiales:

Existen muchos tipos de pinzas disponibles comercialmente. Detallarlas todas excedería con mucho los límites de este texto. Si estás interesado, te recomiendo que des una vuelta por algún sex shop especializado en S/m. Te sorprenderás.

Sin embargo hay un tipo que quiero destacar, a modo de ejemplo. Se trata de un sistema de estiramiento de pezones por pinzamiento. Se llama “Nipple Pullers” (extractor de pezones). Podéis verlo en la imagen siguiente [4].

 

Extra Bonus:

Cuando retires las pinzas, unas suaves caricias sobre la zona serán, sin duda, bien recibidas y agradecidas por tu víctima voluntaria. El calor de tu mano y un breve masaje la reconfortará y ayudará a reactivar la circulación sanguínea. Aunque también puedes ser un verdugo puñetero y obsequiarla con un leve apretón final presionando un poco la pinza. Tú decides.

Extra Bonus II:

Con los años, he podido comprobar la existencia de un posible efecto curioso e interesante. El uso continuado y regular del pinzamiento de pezones puede estimular la producción de leche, aún en mujeres que no tengan hijos. Al principio, aparecen unas gotitas de calostro y tiempo después, la propia leche. Especialmente si sometemos además al pezón a succión. He podido comprobar que si aplicamos sistemas para estimular la lactancia adaptados, la producción aumenta. Sin embargo, sólo puedo atestiguar esto para cantidades muy pequeñas, del orden de algunas gotitas. No resulta práctico en el mundo de hoy tener/ser una “mujer vaquita”.

Sin embargo, si te encuentras con esto ten en cuenta que la espontánea producción de leche por una mujer puede ser síntoma de patologías graves. También puede ser un síntoma de infección, y lo que tú tomas por calostro o leche ser secreciones infecciosas. Ante la duda, lo mejor es acudir a un especialista que efectúe un diagnóstico adecuado.

 Primeragota2meses

[1] http://es.wikipedia.org/wiki/Isquemia

[2] Traducción al español de su célebre “SM101”. Un libro que deberíais leer si no lo habéis hecho ya.

[3] Otro libro que imprescindiblemente deberías leer.

[4] Tomada de http://planetabdsm.com/pinzas/848-nipple-pullers-un-par.html

_________________________________________

Este texto esta extraído de mi trabajo “Tortura de tetas, by Dragón”. Si quieres leerlo completo, puedes descargarlo gratis y de forma anónima haciendo click AQUÍ

Eso del 24/7, por lena{DR}

alicantebdsm:

11 años ya… y contando

Originalmente publicado en alicantebdsm:

Dentro de poco más de un mes se celebrará el Día Internacional del BDSM, el “24/7″. Si nada lo impide, publicaremos algo al respecto según se acerque la fecha. Mientras tanto, les dejamos un interesante documento acerca de la experiencia del “24/7″, concretamente, las dudas y las reflexiones que pueden rondarnos la cabeza ante la posibilidad de llevar nuestro estilo de vida hasta ese punto de relación. Se trata de un texto escrito ya hace… 8 años! por lena{DR}.

Que lo disfruten!

Eso del 24/7

por lena{DR}

escrito en julio’04

Yo había leido muchos hermosos relatos. Los relatos y las webs eran lo único que tenía antes de que mi Señor encontrara una sala donde la gente pareciera medianamente “normal”, – osea, un lugar donde pudiera confiar en que no se me lanzasen continuamente al cuello llamandome puta y exigiéndome una mamada, ni aparentaran estar tirándose de los pelos en…

Ver original 1.598 palabras más

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.446 seguidores