Skip to content
Tags

,

Justificaciones científicamente fundamentadas (5)

31 enero, 2012

La revista técnica Proceedings of the Royal Society B: Biological Sciences ha publicado un estudio de la Universidad de Oxford que demuestra que reirse a carcajadas es un magnífico anestésico, capaz de calmar el dolor.

La risa desbocada (ha de ser tronchante, no basta una risa común) estimula la producción de endorfinas que, además de crear euforia, preparan al organismo para una mayor resistencia al sufrimiento.

No es que todas las sumisas se rían de mi,
es que sé activar su producción de endorfinas 
para un mejor rendimiento en sesión.

 

Si te supo a poco: Justificaciones científicamente fundamentadas(4)

 

Lecturas sugeridas:

Bioquimica de la sumision, por zule en Cuadernos de BDSM nº 6
¿Por qué nos gusta el BDSM?, por Felina en Cuadernos de BDSM nº 8
Fisiología del dolor, de Nawaijin en La Mazmorra de Nawaijin

 

 

 

 

Anuncios

From → Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: