Skip to content

Reflexiones: BDSM y Malos tratos.

27 junio, 2013

A raíz de la publicación del artículo de Kitty Stryker “Nunca lo llamé violación…” en un foro de los más populares se ha desatado un debate que, cuando poco, he de confesar que me ha dejado absolutamente perplejo, cuando en un estado cercano a la depresión y la más absoluta indignación. A consecuencia de ello, he escrito y publicado allí el texto que comparto con ustedes. Les ruego me disculpen si no indico cuál es el foro en cuestión: lo hago para evitar que pueda relacionarse el asunto con la administración (que nada tiene que ver con las opiniones de los que allí participamos) en las búsquedas. He aquí el texto:

______________________________________________________

Confieso que desde que compartí éste artículo y comencé a leer las respuestas que llegaban me sentí paralizado y perplejo. Jamás pensé que pudiese leer las cosas que se pueden ver y leer aquí. Tanto es así que he sufrido una “crisis de fe” que me ha bloqueado durante unos días.

Afortunadamente, debo de confesar que he podido recuperarme algo de ello gracias a algunas de las últimas intervenciones: Gracias Sra. Mrs.Moon, y gracias señoritas nini-prisapausa y virginiawoolf6: con sus declaraciones tan claras han sido claves en esta recuperación.

Lo que voy a decir a partir de aquí sé que inevitablemente me llevará a crearme más enemigos o como mínimo, antipatías y valoraciones negativas: Asumo tal riesgo si es en pos de un bien común. Pero antes al menos permítanme que contextualice la situación, para lo cual debo hablarles un poco de Mí (seré breve):

Soy una persona amante del BDSM, cuya vida transcurre dentro de lo que se podría encuadrar como estilo de vida BDSM. Esto implica no solo la práctica del BDSM si no la estructuración de Mi vida en torno a él (y a su vez ésta enmarcada dentro de la vida convencional): Buena parte de Mis amistades reales son de éste mundo e invierto tiempo y medios en asuntos relacionados con el BDSM. Participo de la subcultura BDSM y por tanto me interesa todo lo relacionado con ella. De alguna forma esto Me convierte en un activista de las ideas al que le gusta debatir sobre ellas, documentarse, aprender y compartir lo que aprende… y por supuesto, aprender de los demás. Rechazo de pleno la violencia de cualquier tipo y en cualquier área, y procuro ser absolutamente escrupoloso en el cumplimiento de las normas de convivencia, sean estas generales o locales (como por ejemplo las de ésta u otras webs donde participe). Esto incluye Mi más absoluto respeto hacia las personas, pero no así a las ideas cuando las considero equivocadas. Por tanto, en ningún caso es Mi intención atacar ni menoscabar a nadie jamás, pero lamentablemente la experiencia demuestra que estar en desacuerdo con las ideas de alguien y manifestarlo suele ser considerado un ataque y/o un insulto. Esto es algo que comprendo: una de mis maldiciones es un exceso de empatía, que me hace llegar incluso a empatizar con Mis agresores y/o enemigos, pero no por ello puedo dejar de manifestar y de defender Mis ideas, y disfruto cuando se establecen debates sobre ellas, abandonando por norma todos aquellos debates donde el insulto, la amenaza y la descalificación aparecen. Añadir finalmente que el tema de los malos tratos es un tema que Me interesa en extremo desde hace mucho tiempo, tal vez por esa empatía maldita que tengo.

Dicho todo lo anterior y dado que en lo que voy a escribir a continuación serán mencionadas ideas vertidas aquí, citando o no a quienes las han vertido pero inequívocamente ligadas a quien lo ha hecho, quiero recalcar que NO son juicios ni críticas a ellas, si no a las ideas manifestadas.

Y ahora, empiezo en lo relativo a los maltratos y a lo acontecido a raíz de éste y otros post:

En primer lugar Me parece indignante y absolutamente repulsivo lo que he podido leer, además de muy preocupante. Es evidente que sin querer puse el dedo en la yaga; Mea culpa, fui víctima de lo que critico: el “pensamiento mágico” de creer que en verdad el colectivo BDSM está especialmente sensibilizado con los malos tratos, tal y como predicamos a los cuatro vientos dándonos repetidamente golpes en el pecho. Mentira.

Las mismas cosas que denuncia la autora de ese artículo en relación a la comunidad BDSM a la que pertence se ve claramente que suceden aquí. Se la ningunea, se la critica, se la juzga, se minimizan las cosas, se la acusa de fantasear, de mentir, se la culpa… Nadie la conoce y los hechos que denuncia son lejanos, lo que debería de facilitar ese tipo de debates demagógicos perfectos en los que se puede decir: “pobre chica!!”, “a esos hijos de puta habría que caparlos”, etc. No teneMos, en principio ningún vínculo emocional ni con ella, ni con la “escena” concreta.

Se imaginan si esta denuncia hubiese sido hecha por alguien de aquí y con nombres propios de aquí? En este caso, no se juzgarían hechos ni derechos, si no que dependería de las simpatías que despertase una u otra/s partes. Aunque, a la luz de algunas respuestas, dudo mucho que ninguna se atreva hacerlo: mala forma de luchar contra una lacra social que nos afecta a todos.

NO es NO. Siempre. No hay medias tintas. Si estás en una orgía de 50 hombres y una mujer y los 49 anteriores han tenido sexo y a ti te dice: “NO”, es que NO. No puedes exigir explicaciones, y por que tú te hayas quedado con las ganas no es una puta. Nada justifica que se violente la dignidad de nadie ni que se la viole, sea por medio del medio que sea. En cualquier lugar, en cualquier situación, con cualquier persona y sea lo que sea lo que se haya acordado (o parezca haber sido acordado) previamente.

Cierto es que en BDSM, por sus propias caracteríscas de “juego” es muy proclive a que se utilicen con frecuencia palabras del tipo “No”, “para”, y similares, sin que esto manifieste realmente el deseo de que eso suceda por quienes la pronuncian. Para ello, se creó el concepto de “Palabra de Seguridad”: para manifestar el deseo inequívoco de detener lo que sea que esté sucediendo. En su “ausencia”, “No”, “para” y similares son precisamente eso: la manifestación del deseo de parar. Por tanto, en BDSM también existe el NO.

Para la persona que toca el culo en la calle a una chica que pasea tranquilamente, esto es “una tontería”: pero para la chica que tan sólo iba a comprar tabaco es una agresión en toda regla. Por supuesto que no lo denunciará: el sistema lo considera también “una tontería”, pasará un mal trago y hasta se reirán de ella. Pero eso no quita que sea una agresión. Me gustaría ver la reacción de estas personas si paseando por la calle le tocase el culo un gay, habida cuenta que suele estar bastante relacionado éste comportamiento con un alto grado de misoginia.

Es muy fácil juzgar desde fuera, desde lejos a las víctimas: hasta hace muy poco legalmente, si no había lesiones, no había violación. Hoy no es así, pero socialmente sí. Así que, si quieres que te crean cuando te violen, pide que te den además de hostias. Así serás también clasificada como puta, pero darás más pena.

Se culpa a esta chica de irresponsable por meterse una y mil veces en estos líos. Por puta. Bueno, no está claro con cuantos tipos se relacionó en ese impass de tiempo (yo he contado como cinco pero eso es irrelevante para el caso). Lo relevante es que el mensaje que a ella de le daba era el mismo que aquí (en el colectivo BDSM): “No es normal lo que te ha pasado”, “es un buen chico”, “es seguro”. Y cuando la cosa falla y denuncia: “Bueno, en realidad no es de los nuestros”, “Ya se sabe, él es así…” , o “lo has hecho mal”. La chica tardó un par de años, calculo, en darse cuenta. Yo he tardado diez años.

Comentarios del tipo “Ya sabías dónde te metías!!” no tienen cabida aquí. Salvo que considereMos que el consenso es algo completamente ajeno al BDSM y que si eres sumisa estás para ser objeto de todos, sin voluntad. Algo lejano a esas declaraciones del tipo: “la sumisa es el mayor tesoro”, “la sumisa es la que ostenta el poder”, “la sumisa debe ser/es cuidada por el Amo”.

No. El BDSM no es eso. El BDSM es consenso. Es placer. Es felicidad. O debe serlo. Y es un traje a medida de TODOS los que participan. No vale aceptar como “normal” el hecho de que si eres mujer y sumisa, debes aceptar que puedes ser abusada o violada. Eso no es BDSM, eso es sexismo, misoginia y maltrato.

Manifestaciones como:

“Una de las fantasias eróticas más extendidas entre las Damas, es la violación.

Y ahora que la consigues, sales huyendo?…..

No lo entiendo, la verdad.

Si no estás preparada para entrar y comprender lo que significa este mundo…..

Mejor no entres…y si entras!!!….”

Son, sencillamente, aberrantes:existe una diferencia abismal entre fantasear e, incluso “representar” una escena de violación y una violación propiamente dicha. Sólo faltaría añadir “da las gracias, relájate y disfruta”. Pero saben lo peor? Que hasta el momento no había tenido ni siquiera una valoración negativa y sí varias positivas. Quizá alguien esté tentado de decir “bueno, es que quitando eso… lo demás que dice me parece muy acertado”, lo cual es, cuanto menos, cuestionable, pero que sin duda no sirve para justificar tal cosa.

Con todo, lo que Me queda claro es que existe una violencia estructural y de género profundamente enquistada en nuestro colectivo, a la que contribuimos todos de una u otra forma a través de un doble discurso. Y que va a ser difícil de desarraigar, máxime si cada vez que se toca el tema se niega, se minusvalora, se culpabiliza a las víctimas y se ataca al mensajero. Eso y…

Que si eres mujer y sumisa, lo tienes crudo.

Un saludo,

Dragón

Anuncios
15 comentarios
  1. masfalda permalink

    Yo he sido victima de malos tratos por un Dominante de la comunidad, y he constatado por un lado que hay personas que me han apoyado, otras que solo lo han apoyado al mostrarles la sentencia condenatoria y otras personas que me han criticado poniendo en sus blogs que esto es Sado y hay que aguantar.
    Lo mas duro es cuando amigos/as de la comunidad te dicen… primero tendre que hablar con el y saber su vision… o que una vez se sabe que ya no estas con esa persona te tratan como una puta a la que tienes derecho porque yo cuando paso la apoye..
    Amigas de años que por una disputa te dicen, tu no eres sumisa, por eso te han maltratado… si fueras sumisa de verdad…

  2. xana permalink

    ¡SENSACIONAL! Quizás sus palabras sean condenadas en el foro que menciona, o en otros lugares, pero para otras muchas personas significan mucho, así que gracias por dar ese toque de atención. Además, a día de hoy, si vienen de un hombre y encima es Dominante en nuestro colectivo todavía pesan más. Un saludo.

  3. Señorita masfalda, señorita xana: Muchas gracias por sus respuestas.

    Debo de decir que Me siento cansado. Hoy por hoy es nadar contracorriente. La verdad es que a la mayoría de la gente que pulula por internet les importa un comino todo. Lo que les importa es ser protagonistas, quedar bien; GANAR, en definitiva. Así que en realidad ni siquiera leen los argumentos. Y claro, esto les lleva terminar intentando descalificar más que en argumentar.

    Parece misión imposible hacerles entender el “fondo” de la cuestión: La comunidad BDSM gestiona pésimamente el tema de los malos tratos. Se limita a hacer declaraciones en la línea del “pensamiento mágico”, pero a la hora de la verdad, somos si cabe casi peores que la sociedad general.

    He decidido dejar de participar en el tema en el foro: Soy consciente de que la gente se aburre y no es esa mi intención. Me conformo con los resultados obtenidos: al menos hay un sector allí que opina de forma similar a la mía… Que asumo puede ser equivocada, pero que antes la deben argumentar. A decir verdad, casi agradecería que lo hicieran: dormiría mucho mejor.

    Pero eso no quiere decir que olvide el tema. Pienso seguir con él mucho más.

    Me hubiese gustado que se afrontase el tema de una forma más madura, aceptando la realidad e incorporando nuevas vertientes del tema como son los casos de falsas denuncias. Es evidente que existen, al igual que existen en Nuestra sociedad “Madre”. Pero lo que hacen es incorporarlo en forma de “Y los pobres amos denunciados falsamente, qué?. Ellos también son víctimas!!”. Es cierto, por supuesto. Por eso forman parte del debate. Pero no como argumento para minusvalorar el otro término de la ecuación.

    Tal vez estoy confundido. Creen ustedes que estoy equivocado al pensar que una mujer puede ser víctima de abusos y no darse cuenta hasta tiempo después? Yo creo que sí…

    Dicen que es imposible que una mujer se meta tantas veces en tantos líos sin buscarlo, estar enferma o tener mala intención. Yo pienso que sí lo es. Si por todas partes te dicen que “es seguro”, “no hay malos tratos!! estamos muy sensibilizados con ello aquí…”, ” Amo X es una buena opción…”, “Ser sumisa es – pongan cualquier cosa que hayan leído por ahí-“, “Un amo jamás hará nada que dañe…”, etc, etc… Acaso es extraño que unx tarde tiempo en darse cuenta de que ese discurso no es la realidad, si no una idealización? Cuanto tiempo puede pasar hasta que unx deje de creerse rarx? Cuanto tiene que pasar para que deje de creer que es culpa suya?

    Y aún así, dicen que por qué ha tardado tanto en denunciarlo.

    Luego, dicen que “esa no es forma de denuciar”. Hacerlo con un artículo es buscar notoriedad, crear mal rollo -eso tb me lo han insinuado a mí… y de ser demasiado “políticamente correcto” (?)-. Las cosas se deben denuciar en el juzgado. Y digo Yo: En el juzgado no se deben denuciar más bien hechos y personas concretas? Acaso los “foros” (en su amplio sentido) no son el lugar para denunciar actitudes y problemas generales?. Y además: de qué sirve denunciarlos en los juzgados si luego, como siempre, miramos a otro lado y/o excusamos? Como muestra, el testimonio de masfalda un poco más arriba.

    Además, hay cosas que no se pueden denunciar por que no son “delitos”. No están tipificados como tales. Tocar una teta a una señora en el parque… Cómo se denuncia? y sin embargo: está bien? defendemos el derecho al derecho a tocar las tetas de las señoras macizas en el parque o en la playa? Y vuelvo a lo mismo: aunque se pudiese denunciar, visto lo visto, lo más normal es que se tachase a la denunciante de cualquier cosa, menos de vícitima, al menos dentro del colectivo.

    Con todo, es importante dejar muy CLARO que los malos tratos, abusos, violaciones, etc no son una LACRA del BDSM. No abundan en demasía en realidad. Pero se dan, como se dan en todas partes, al igual que si uno de cada 10 ciudadanos es negro, posiblemente uno de cada 10 practicantes de BDSM también lo sea. Y pienso que tampoco es tanta la gente dentro de nuestro colectivo que piensa en la línea que me indigna tanto. En realidad son sólo un grupo de personas que NO representan significativamente a nadie. Que hay personas que piensan como Yo y que posiblemente seamos mayoría, como pueden ver en el Blog donde originalmente se publicó éste artículo traducido:

    http://www.golfxsconprincipios.com/lamoscacojonera/la-verdad-sobre-los-malos-tratos-en-el-bdsm-1/

    Un saludo,

    Dragón

  4. xana permalink

    Sr. Dragón, comprendo como se siente, su cansancio, su desesperación incluso en muchos momentos. Toda lucha conlleva un desgaste que en muchas ocasiones nos deja sin energía, exhaustos, y encima con la horrible sensación a veces de que es inútil. No es cierto. Desgraciadamente no se puede lograr que todo el mundo piense igual, que argumentos cargados de lógica derrumben otros carentes de sentido. En voz bajita y para el cuello de nuestra camisa todos sabemos lo que está bien y lo que no, todos en voz bajita y en petit comité nos las damos de defensores de valores tan fundamentales como el respeto. Pero mi buen amigo, estos pensamientos se transforman cuando hay que dar la cara delante de un grupo donde encima se pretende ser aceptado y tener una buena reputación. Sabe bien que ser explícito en determinadas opiniones se toman como acusaciones personales, que decir lo que uno piensa es atacar al que ha dicho todo lo contrario.

    Estamos hablando de una sumisa que ha de demostrar hechos como de los que aquí se hablan. Estamos hablando de “condenar” a un hombre Dominante (de considerable reputación por lo que he leído). Se suman demasiados factores en contra desgraciadamente. Su rol pesa mucho en esta Comunidad, al igual que otros pesan en la sociedad en general. Se suma ese sexismo aún existente en la sociedad. Añadamos que como usted bien ha explicado hay hechos que no se pueden demostrar, las secuelas psicológicas residuales permanecerán el resto de su vida… pero no dejan marcas visibles.

    Frases del tipo “ella se lo ha buscado”, “que lo hubiera dejado”, “sabía donde se metía”, son tan habituales como azarosas a la hora de ser pronunciadas. Hablar desde la grada es muy fácil, es sencillo ser el espectador y criticar por el mero hecho de soltar cualquier cosa y dejar constancia de que existo. Estar en el foso o ser el protagonista es bien distinto, significa luchar contra lo que se cree y lo que es, discernir entre lo que es abuso y no lo es, dudar entre complacer o sufrir, luchar contra emociones opuestas que se alternan a cada segundo, en definitiva, luchar contra uno mismo porque comprender que se ha tomado una decisión equivocada, errónea y peligrosa lleva su tiempo, y encima es complejo de aceptar. Es muy fácil culpabilizar a las víctimas de no haber salido a tiempo, de haber consentido y de habérselo buscado. Resulta complicado pensar con claridad bajo ese estado de presión y caos mental, y encima aventurarse a la vergüenza de reconocer que se ha sido “maltratada”. No debe ser sencillo no….

    Es fácil pasar un rato diciendo cosas en un foro cuando muchas veces no se piensa ni lo que se dice, o no al menos bajo el conocimiento necesario. Un nick, una pantalla de ordenador, y la necesidad de sentirse reconocido en algún sitio bastan para destruir la integridad de una persona.

    Entiendo que se desamine, que se enfade, pero no debe desilusionarse, desesperanzarse. Hay muchas, muchas personas que piensan como usted, que entienden y defienden sus argumentos aunque no lo hagan públicamente en ningún foro. Somos muchos miembros dentro de la Comunidad BDSM que SÍ créemos en esas normas, que las respetamos y las aplicamos (dentro y fuera del BDSM). Desgraciadamente son muchas voces silenciosas que por los motivos que sean no son tan activos en foros, pero que piensan igual. La red es el reflejo de la sociedad, quizás donde se esconde lo mejor y lo peor, pero detrás de cada nick, hay personas. Hay maltratadores y maltratadxs en el BDSM, dentro y fuera de la red, y no creo en absoluto que eso lo debamos de encubrir, ni es justo para las víctimas, ni para los que queremos ser felices viviendo de este modo. Espero le quede un poquito más de energía para los que créemos en ese BDSM. Mis más sinceros respetos.

  5. patrizia permalink

    El abuso ocurre porque existe gran difusión de determinas “prácticas insanas y abusivas” como la relación 24/7. Y mucha confusión de conceptos, libres interpretaciones y usos indebidos de contenidos.

    Cuidado antes de “tiraros a mi cuello” a morder, mi sentimiento está dirigido a proteger y a cuidar. Jamá ir contra ninguna comunidad ni práctica. Lo primero, es la libertad, aunque la libertad es vida y no debe tenerse a costa de la salud.

    En una página encontré lo siguiente:

    24/7 Dia en que la comunidad BDSM festeja pertenecer a la misma.

    ” Algunas parejas dentro de la comunidad BDSM enmarcan su relación basándose en las estructuras de poder configuradas en el llamado Intercambio Erótico de Poder.
    La forma más extrema de este tipo de relación sería la denominada 24/7, donde la pareja (generalmente en los roles Amo/a-sumiso/a) extiende la escenificación de su vivencia hasta la totalidad del tiempo disponible, es decir, como si vivieran permanentemente (24 horas al día, siete días a la semana) en la situación escenificada. En estos casos se sigue hablando de roles, pero se evita cuidadosamente anteponer la palabra juego.”

    24/7 Es abuso. Sin ninguna duda. No importa el consenso, ahi en realidad no existe consenso puesto que es una “Dominación TOTAL”.

    Hay que valorar si el “consenso” está por encima de la libertad de decisión o si se está utilizando para forzar a un pensamiento restrictivo. Si el consenso se está utilizando únicamente para conseguir un objetivo egoista.

    Esa es la diferencia necesaria a marcar. Definir que es abuso y que no, independientemente del Consenso.

    ¿Qué comunidad BDSM? ¿Todos?.

    ¿Que comunidad BDSM? ¿Si luego preguntas y no existe tal comunidad?. ¿Donde esta la comunidad BDSM que protege, que aclara, que va contra el abuso?

    Quizá lo mejor sería crear tal comunidad BDSM, que defendiera a las personas y pusiera sobre la mesa las verdad sóbre como muchos están utilizando la práctica para manipular. Es nuestra responsabilidad no cerrar los ojos.

    En BDSM cualquier práctica que este fuera del ROL o del JUEGO, puede ser abusiva, no ya abuso de otra persona, sino abuso de la persona que lo practica hacia ella misma.

    Proteger está antes que nada.

    (Este es el link: 24/7 Dia de la comunidad BDSM)
    http://parejaasmdp.blogspot.co.uk/2013/07/247-dia-en-que-la-comunidad-bdsm.html?showComment=1379845460080#c4378964131900588477

    • Saludos, señorita Patricia:

      Gracias por participar en este blog, sea bienvenida.

      Aunque comparto prácticamente todo cuanto dice, sí que creo que debo matizar algunas cosas:

      “El abuso ocurre porque existe gran difusión de determinas “prácticas insanas y abusivas” como la relación 24/7. Y mucha confusión de conceptos, libres interpretaciones y usos indebidos de contenidos.”

      Esta parte podría compartirla plenamente. Incluso firmarla junto a usted. Sin embargo, me surgen ciertas dudas en cuanto a la definición de “Sano/Insano” (no así en lo concerniente a “abusivas”). Y desde luego, no comparto la idea de que las relaciones 24/7 sean “insanas y abusivas”. Más allá de las libres interpretaciones (como puede ser la mía o la suya), existen multitud de relaciones de tipo “24/7” que no son en absoluto insanas ni abusivas. Por tanto, no es el tipo de relación, si no la forma en que se plantea y se utiliza. Por ejemplo, si enfocamos tales relaciones como las que figuran en los relatos, ciertamente coincido completamente con usted. Pero esas relaciones no son “la norma”… Son la excepción y me atrevería a decir que causada directamente por los implicados en ellas (aunque acepto que la “Violencia estructural” del aparente discurso del BDSM contribuye enormemente a ello). Pero si enfocamos tales relaciones de la forma “Sensata”, SANA en términos de Salud Social, enmarcadas no al margen de la “sociedad general”, sino inmersos en ella (las cuales le diré, son mayoría) no son más “insanas” o “abusivas” de lo que puede ser cualquier otro tipo de relación convencional, adoleciendo de los mismos errores y aciertos.

      “Algunas parejas dentro de la comunidad BDSM enmarcan su relación basándose en las estructuras de poder configuradas en el llamado Intercambio Erótico de Poder.
      La forma más extrema de este tipo de relación sería la denominada 24/7, donde la pareja (generalmente en los roles Amo/a-sumiso/a) extiende la escenificación de su vivencia hasta la totalidad del tiempo disponible, es decir, como si vivieran permanentemente (24 horas al día, siete días a la semana) en la situación escenificada. En estos casos se sigue hablando de roles, pero se evita cuidadosamente anteponer la palabra juego.”

      A esta frase, tomada de la Wikipedia, añade Usted:

      “24/7 Es abuso. Sin ninguna duda. No importa el consenso, ahi en realidad no existe consenso puesto que es una “Dominación TOTAL”. “

      ¿Cómo que no importa el consenso? El Consenso es vital, esencial e irrenuciable. Es la parte más importante de lo que se entiende como BDSM. Si no exsite consenso, no existe BDSM. Las otras variables del “Sensato, Seguro y Consensuado”, es decir, “Sensato” y “Seguro” pueden ser hasta cierto punto, discutibles en mayor o menor grado hasta ciertos límites (legales, físicos, de capacidades personales…). Pero el consenso nunca. El problema es cuando ese consenso se convierte en coacción, bien por presiones, bien por manipulación, desconocimieno o ignorancia, o por cualquier otra causa que impida que la persona que debe consensuar no lo haga libremente. Su afirmación de que el “24/7” es abuso por que en algunas relaciones no se gestione adecuadamente el consenso (esto es, entre otras muchas causas, de forma permanente, en todo momento, con pleno conocimiento de lo que sucede y con pleno conocimiento de que se puede parar todo en todo momento), es como decir que el MATRIMONIO (o cualquier otra fórmula legal o acostumbrada de formalizar una relación) es la causa de la violencia de género o los malos tratos: el problema no es la relación, son las personas.

      “Hay que valorar si el “consenso” está por encima de la libertad de decisión o si se está utilizando para forzar a un pensamiento restrictivo. Si el consenso se está utilizando únicamente para conseguir un objetivo egoista.”

      El consenso es la forma en que se hace realidad la libertad de decisión. No se puede valorar si está por encima o por debajo de ella, es ella misma. Lo que usted indica como consenso es COACCIÓN. ¿La diferencia? El consenso es libre en todo momento. La coacción NO: se basa en la imposición más o menos violenta, en la manipulación, la mentira…

      “Esa es la diferencia necesaria a marcar. Definir que es abuso y que no, independientemente del Consenso.”

      Estoy parcialmente de acuerdo. Y somos unos cuantos, yo diría que muchos los que nos empeñamos en hacerlo. Y lo hacemos. Pero no se nos escucha lo suficiente. A pocos, en internet, le interesa leerse tochos acerca de el consenso, su importancia, la forma adecuada de gestionarlo… Pero la definición de lo que es abuso o no, está en el consenso. Sin él (usado de forma adecuada), es abuso.

      “¿Que comunidad BDSM? ¿Si luego preguntas y no existe tal comunidad?. ¿Donde esta la comunidad BDSM que protege, que aclara, que va contra el abuso?

      Quizá lo mejor sería crear tal comunidad BDSM, que defendiera a las personas y pusiera sobre la mesa las verdad sóbre como muchos están utilizando la práctica para manipular. Es nuestra responsabilidad no cerrar los ojos.

      En BDSM cualquier práctica que este fuera del ROL o del JUEGO, puede ser abusiva, no ya abuso de otra persona, sino abuso de la persona que lo practica hacia ella misma.

      Proteger está antes que nada.”

      Efectivamente: No existe una “Comunidad BDSM”. Es una subcultura, pero tan diversa y dispar que no existe como comunidad, no en los términos que usted señala. Y como subcultura, adolece de los mismos males que la cultura general dentro de la que se encuentra inmersa. Para que sea más fácil de explicarme, trasladaremos sus preguntas a la Cultura Dominante o General (nuestra sociedad) con un ejemplo:

      En la Cultura Dominante, existe la Violencia de género. Son muchas mujeres las que son maltradas y sufren sus consecuencias. Incluso, desgraciadamente, son muchas (una sola ya “son muchas”) las que son asesinadas: ¿Dónde está la Sociedad que protege, que aclara, que va contra la Violencia de género?. Pues está ahí. Le podemos recriminar que no hace lo suficiente y sería cierto: nada es suficiente mientras no se erradique por completo. Sin embargo, no se la puede culpar de no hacer nada: su mensaje no se oye lo suficiente, no se le hace el caso suficiente.

      En el colectivo BDSM sucede lo mismo: Sí se da la debida información. Pero no todo el mundo hace caso. ¿Un ejemplo? Su propio caso (que espero publicar más tarde en este mismo blog, si el tiempo me lo permite, hoy mismo): declara usted que dejó de utilizar la Palabra de Seguridad por que según EL HIJO DE PUTA que la manipuló y abusó de usted, le dijo que al ser “esclava” no la necesitaba… ¿Sabe usted la cantidad de artículos que hay previniendo de esto?¿Sabe usted que la palabra de seguridad es esencial en la práctica del BDSM? Sin ir más lejos, en la misma página de la wikipedia, un poco antes lado del fragmento que usted cita sobre el “24/7” habla de ello:

      “La palabra-código (también así llamada) es usada por la parte sumisa para indicar de forma rápida que el grado, las circunstancias o la actividad que se está desarrollando no es de su gusto y que desea parar. La ética del BDSM prefija que en todo momento la parte dominante respetará dicha manifestación e interrumpirá la actividad.”

      Cualquier relación es factible que degenere en abuso, no sólo las BDSM. Y como en la Sociedad General, somos muchas las personas dentro de este colectivo que luchamos por erradicar el abuso por parte de personas que se “dicen” parte de este mundo. Pero no somos policías, no podemos entrar en las casas, en las vidas de los demás para garantizar la práctica adecuada del consenso. No podemos poner sellos de calidad grabados a fuego en el culo de los demás. Por ahora, y creo que por mucho tiempo, sólo podemos actuar como educadores y confiar que nuestras palabras calen, sobre todo, en las víctimas potenciales.

      “Quizá lo mejor sería crear tal comunidad BDSM, que defendiera a las personas y pusiera sobre la mesa las verdad sóbre como muchos están utilizando la práctica para manipular. Es nuestra responsabilidad no cerrar los ojos.

      En BDSM cualquier práctica que este fuera del ROL o del JUEGO, puede ser abusiva, no ya abuso de otra persona, sino abuso de la persona que lo practica hacia ella misma.

      Proteger está antes que nada.”

      No es posible crear tal comunidad. Es posible crear asociaciones que aglutinen a un cierto número de personas (ya las hay, aunque pocas en España). Pero jamás podrán aglutinar a la totalidad de personas que conforman este colectivo… Y mucho menos a quienes no lo forman, pero afirman que sí. Y sí, ABSOLUTAMENTE DE ACUERDO EN QUE ES RESPONSABILIDAD NUESTRA NO CERRAR LOS OJOS, denunciar, informar, enseñar… Y también estoy de acuerdo en que lo primero, es proteger… lo difícil es que las personas se dejen proteger…

      Ahora bien… eso de “proteger del abuso de la persona hacia ella misma”… ¿No cree que es IMPOSIBLE hacerlo?. Vuelvo a sacar un símil con la Sociedad/Cultura General: ¿Cómo protege la Sociedad a las víctimas de la anorexia nerviosa?. Informa, educa, hace campañas… Cuando se descubre un caso, los familiares la buscan tratamientos, la ayudan. Pero antes de que se descubran, ¿Qué hacer? Si ignoran la educación en favor de protegerlas de ella…

      Para finalizar, quisiera decirle lo mismo que ya le he dicho en los mensajes privados que hemos mantenido usted y yo: No estoy muy seguro de que entrar en este tipo de debates sea adecuado para ayudarla. Puede parecer que en mi pasión por defender el BDSM intento convencerla de que es un mundo maravilloso y no lo es, salvo que sea algo que se desea y que se esta capacitado/a para gestionarlo. Si quiere denuciar, hágalo: denuncie usted. La apoyaremos muchos de nosotros. Pero no provoque debates. Sus dudas, las resolverá mejor un profesional y su gente próxima, que no dudo que la quieren de sobra para ayudarla. Y deje, si quiere, estos debates para mantenerlos a través de esas personas: con gusto, les aclararemos (o ellos a nosotros) los puntos que sean necesarios. Y ellos le transmitiran estos debates pasados por su propio tamiz.

      Con mis mejores deseos,

      Dragón

  6. patrizia permalink

    Leyendo los cuadernos. Paso a paso.

    Comentario al CUADERNO BDSM Nº2. Pág.4.
    (Artículo publicado por Amobilbo)

    Una parte dice asi: “Y lo triste es que el tema no se da sólo a nivel virtual en los grupos o en los canales del irc. También en la vida real tenemos numerosos casos que demuestran esta carencia.

    Una muestra la tuvimos en una de las fiestas que organizaban en Madrid los conocidos
    y añorados Antonio y MistressB, cuando algunos de los asistentes, y otros que no
    acudieron pero lo habían oído, protestaron porque alguien hubiera hecho un fisting a un
    sumiso. Y yo me planteo varias cuestiones:

    ¿Acaso el chico al que se lo hicieron no estaba de acuerdo con que se lo hicieran, o es
    que el problema es que lo hizo mal?
    ¿Por qué será que cuando se ha hecho a alguna sumisa no ha habido tantos problemas?.”

    Y yo me planteo una cuestión

    ¿Por qué protestaron? ¿Qué vieron que les pareció inapropiado? ¿Por qué se plantea desde un punto de vista de género y no de persona? ¿Cuántos años tenía la persona? ¿Se trataba de un abuso?

    Yo también respeto a todo el mundo. Respeto las tendencias, la libertad de elección. Es por eso que estoy trabajando para que se respeten los derechos de cualquier persona dentro de la práctica BDSM. Digo dentro porque es donde ahora mismo estoy y precisamente porque respeto la libertad de elección.

    Como dice AMOBILBO, a mi también me encanta de este mundo la variedad y que no haya un manual del buen amo o buen sumiso. Es más me encanta la constitución, luchar por las libertades individuales, los derechos.

    Respeto muchas cosas pero no respeto el abuso, como muchos de vosotros que lo habeis dicho y que supongo no quereis abuso “bajo ningún concepto o ideología”. La moto del abuso no la compro.

    Pero cómo definir y concretar que es el abuso en un marco en el que las relaciones D/s están circunscritas como una de las prácticas más relevantes.

    Creo que intentando ser objetivo, limpiándose de prejuicios y mirando siempre por el bienestar de la otra persona, leyendo casos y estudiando cuales pueden ser los elementos que perjudican. Informando también objetivamente sobre los pros y los contras.

    Todo el mundo tiene cabida en el mundo no ya por que le guste esto o aquello sino porque son personas. Tienen cabida los vainillas, los curas, los bedesemeros en mi opinión esto son solo etiquecas que agrupan y hacen perder la visión, porque para mi no existe diferencia entre unos y otros, puesto que son personas.

    Esas palabras “vainillas”, “bedesemeros”, “la iglesia”, “los políticos, solo definen estereotipos, perjuicios conceptuales, crean distancias entre individuos y ensucian la objetividad.

    Odio los estereotipos y voy en contra de poner etiquetas, que nada tienen que ver con la individualidad afectiva, de pensamiento de cada una de las personas.

    Exacto me importan una mierda los títulos y la estructura social. En cuanto esta estructura social se que es un gran mecanismo necesario para la convivencia pero para mi esto significa que tiene que estar al servicio de todos y si esta perjudicando intentaré hacer algo.

    Las normas, los manuales, las leyes están nuestro servicio y nunca al contrario. Si hay que romperlas se rompen. Por eso las leyes se transforman y se consiguen cosas como el matrimonio gay, derechos de voto, etc, etc.

    He podio ver que en muchas ocasiones se tiende a ser “políticamente correcto” (en cualquier colectivo el vainilla, en una empresa, en BDSM). En definitiva esta postura se toma porque la mayoría no quieren estar fuera del grupo, tienen miedo a ser etiquetados, a ser mal vistos.

    En la práctica BDSM como en cualquier otra hay muchísimas cosas que cuestionarse, para evolucionar a bien, algunas ya se han planteado en los artículos de los cuadernos.

    ¿Porque no buscar un camino que proteja a las personas y al mismo tiempo defienda su libertad en BDSM?

    Como dice AMOBILBO.
    “Creo que la única condición indispensable que hay que exigir a tod@s los que practiquen este tipo de relaciones es que cumplan el famoso principio del SANO
    SEGURO y CONSENSUADO.”
    Estaría bien empezar definiendo estos conceptos y los extraigo del diccionario.
    SANO (Del lat. sanus).
    1. adj. Que goza de perfecta salud. U. t. c. s. 2. adj. Seguro, sin riesgo. 3. adj. Que es bueno para la salud. Alimentación sana. País, aire sano. 4. adj. Dicho de un vegetal o de lo perteneciente a él: Sin daño o corrupción. Árbol, melocotón sano. Madera sana. 5. adj. Libre de error o vicio, recto, saludable moral o psicológicamente. Principios sanos. Doctrina, crítica sana. 6. adj. Sincero, de buena intención. 7. adj. coloq. Entero, no roto ni estropeado. No queda un plato sano.
    cortar por lo ~. 1. loc. verb. coloq. Emplear el procedimiento más expeditivo sin consideración alguna, para remediar males o conflictos, o zanjar inconvenientes o dificultades.
    ~ y salvo, va. 1. loc. adj. Sin lesión, enfermedad ni peligro.
    Me voy a quedar con dos:
    Sincero de buena intención, no perjudicial para la salud.
    ¿Quién decide esto? Habría que analizar las diferentes situaciones pero lógicamente hay cosas que caen por su propia lógica.
    Si tragas veneno, no es ni sano ni tiene buena intención si te lo piden y con consentimiento seria suicidio.
    ¿Forma de tragar veneno sana? Muy pocas. Supongamos que la intención individual, sin influencias externas, de la persona sea esa, tomar veneno. Digamos que una forma “sana” sería prepararse para ello. Algunos venenos se pueden tomar en pequeñas dosis a lo largo del tiempo, de esta forma el organismo adquiere tolerancia e inmunidad.
    Supongamos que una persona ve por la calle “Aprender a tomar veneno otra forma de entender la vida”. Se supone que es su decisión o que es curioso y comienza a enterarse de cómo se haces, quienes lo practican, etc. Alguien “sincero, de buena intención, pensando en su salud”, debería explicarle los efectos nocivos del veneno en cuestión, cuales son los riesgos, cuales son las influencias o tipos de persuasión con los que va a encontrarse, etc, etc.
    No basta con decir SSC, en mi opinión es necesario promover un camino, unos estudios e información objetiva, dirigida exactamente a la práctica SANA, SEGURA y CONSENSUADA.

    • Saludos de nuevo, Señorita Patricia:

      Sigo respondiendo sus inquietudes. Pero le insisto una vez más: No estoy muy seguro que sea conveniente entrar en debates. Lo que usted necesita no es que una persona como yo responda sus preguntas, pues aunque las respondo con absoluta honestidad y sinceridad, estoy convencido que fácilmente pueden interpretarse como un intento de defender lo indefendible (cuando es así realmente) y/o de convencerla de las bondades de un mundo el el cual se incluyeron esas personas que abusaron de usted. Temo que mis explicaciones puedan contribuir más a hacerle más daño, que a curar sus profundas heridas.

      En relación al artículo que cita, extraigo estas preguntas que usted formula:

      “¿Por qué protestaron? ¿Qué vieron que les pareció inapropiado? ¿Por qué se plantea desde un punto de vista de género y no de persona? ¿Cuántos años tenía la persona? ¿Se trataba de un abuso?”

      Protestaron por que no les gustó que fuese un hombre el receptor de ese fisting. Cultura machista, ni más ni menos. Aunque en general los eventos y fiestas BDSM son reservados, no son en absoluto herméticos y están abiertos a la asistencia de nuevas personas afines. Ésto puede acarrear la presencia ocasional de personas que acudan por simple morbo (principalmente hombres) esperando ver hermosas sílfides complacientes. Y ver que ésa vez no fué una sílfide no les hizo gracia. Amén de que hay gustos para todo el mundo y todo el mundo puede manifestar su desagrado libremente. ¿La edad de la persona? Mayor de edad, seguro, sin dudas: Antonio y Bea eran muy estrictos y salvo que alguna persona consiguiese engañarles de alguna forma (no imagino cómo) a sus fiestas sólo entraban personas mayores de edad. Además, conozco personalmente a la Señora que era parte activa en aquel fisting y su filosofía es bastante extrema en ese aspecto: no sólo mayores de edad, si no con edades bastante por encima de la mayoría de edad legal. Y no, no se trató de un abuso. Jamás se dio tal crítica.

      No se trata de leer sólo lo que nos interesa. El artículo que usted menciona trata sobre la necesidad de que los practicantes de BDSM respetemos las prácticas que los demás realizan y cita ese caso como ejemplo. En ningún momento se plantea ese caso como de abuso, simplemente, por que nunca lo fué.

      “Respeto muchas cosas pero no respeto el abuso, como muchos de vosotros que lo habeis dicho y que supongo no quereis abuso “bajo ningún concepto o ideología”. La moto del abuso no la compro.

      Pero cómo definir y concretar que es el abuso en un marco en el que las relaciones D/s están circunscritas como una de las prácticas más relevantes.

      Creo que intentando ser objetivo, limpiándose de prejuicios y mirando siempre por el bienestar de la otra persona, leyendo casos y estudiando cuales pueden ser los elementos que perjudican. Informando también objetivamente sobre los pros y los contras.

      Todo el mundo tiene cabida en el mundo no ya por que le guste esto o aquello sino porque son personas. Tienen cabida los vainillas, los curas, los bedesemeros en mi opinión esto son solo etiquecas que agrupan y hacen perder la visión, porque para mi no existe diferencia entre unos y otros, puesto que son personas.

      Esas palabras “vainillas”, “bedesemeros”, “la iglesia”, “los políticos, solo definen estereotipos, perjuicios conceptuales, crean distancias entre individuos y ensucian la objetividad.

      Odio los estereotipos y voy en contra de poner etiquetas, que nada tienen que ver con la individualidad afectiva, de pensamiento de cada una de las personas.

      Exacto me importan una mierda los títulos y la estructura social. En cuanto esta estructura social se que es un gran mecanismo necesario para la convivencia pero para mi esto significa que tiene que estar al servicio de todos y si esta perjudicando intentaré hacer algo.

      Las normas, los manuales, las leyes están nuestro servicio y nunca al contrario. Si hay que romperlas se rompen. Por eso las leyes se transforman y se consiguen cosas como el matrimonio gay, derechos de voto, etc, etc.

      He podio ver que en muchas ocasiones se tiende a ser “políticamente correcto” (en cualquier colectivo el vainilla, en una empresa, en BDSM). En definitiva esta postura se toma porque la mayoría no quieren estar fuera del grupo, tienen miedo a ser etiquetados, a ser mal vistos.

      En la práctica BDSM como en cualquier otra hay muchísimas cosas que cuestionarse, para evolucionar a bien, algunas ya se han planteado en los artículos de los cuadernos.

      ¿Porque no buscar un camino que proteja a las personas y al mismo tiempo defienda su libertad en BDSM?”

      Eso lo firmo con usted. Sin discusión alguna. De un plumazo, saca usted muy acertadamente sienta usted las bases de un “BDSM correcto”, pone usted a vista de todos la existencia de esa “Violencia Estructural” arraigada en el discurso social más predominante del BDSM y cómo se perpetúa (a través de ese ser “políticamente correcto” en relación a mantener el discurso del grupo en que queremos ser aceptados y permanecer). Sin ninguna duda, esta aportación suya me resulta de enorme utilidad. Muchas gracias!!

      No quisiera entrar en el debate “Sano, Seguro y Consensuado”, pero lo haré de pasada: Es un error de traducción, mantenido desde hace años erróneamente. Su traducción real es “SENSATO, Seguro y Consensuado”. Ésto puede parecer una bobada, pero no lo es. Se puede apreciar bien en su discurso: Cualquier práctica de BDSM es potencialmente insalubre. Es inviable la existencia de un BDSM “Sano” por que como usted dice, no “promueve la salud”. Pero sí puede ser sensato… En este mismo blog hay ya un artículo sobre el tema, que creo que le puede servir para entender lo que pretendo decirle. Y también en el número 22 de Cuadernos de BDSm he publicado un artículo similar, pero más amplio sobre ello. Si lo lee, verá que esa tesis final que usted define, es la misma que defiendo yo… Y en esa labor nos encaminamos.

      Sin embargo, que las siglas “SSC” no contengan el término sano, no quiere decir que no deba ser así en aspectos como el Social. Eso sería el “BDSM correcto”, por definirlo de algún modo.

      Muchas gracias, de nuevo me ha aportadom usted informaciones muy importantes.

      Con mis mejores deseos,

      Dragón

  7. patrizia permalink

    Aqui no se trata de “vainillas contra bedesemeros”. En el mundo que se llama “vainilla” existe lo mismo, gentuza a la que parar los pies

    Estamos en el mismo Mundo. No se te ocurra separarlo jamas sólo porque no te guste el helado. Joder!!!!!

    Una relación 24/7, así sin mas, puede ser digamos un “MATRIMONIO”. Vale, quien nos dice que no existe abuso.

    Lo que digo es que tipo de Dominación, la erótica? la dominación por la que uno controla la voluntad del otro, sin más?

    La pregunta del millon es:

    Explicame como tratas tu de proteger, que es lo que haces. Si explicas que consiste en un juego, si explicas que del juego pueden llegar a demasiado y perder la perspectiva. Que antes de meterser vean todo, la diferencia entre manipulación y acuerdo, etc, etc.

  8. patrizia permalink

    Por cierto, muchos ya me han dicho que mi formas me pierden y quizán puedan verse como una ofensa.

    El caso es que estoy tan indignada que se mezclan todo tipo de sentimientos contradictorios y me salen como ataques.

    Por favor, no perder nunca el “fondo” de lo que quiero expresar. Sólo deseo evitar a los indeseables.

    Mis disculpas de antemano por las “formas”.

    Gracias

  9. patrizia permalink

    Existe una comunidad “no legalmente organizada” BDSM. BDSM somoS todos los que practicamos y defendemos una opción diferente de sexualidad, erotismo…

    Si no existiera una “comunidad” no estaria constantemente la palabra BDSM mencionada, ni existiria el “trisquel” con el que todos nos identificamos.

    Empecemos por decir que SI EXISTE “BDSM” como comunidad.

  10. Saludos de nuevo, señorita Patricia:

    Me pregunto si en realidad escribe usted en respuesta a mis escritos o si lo hace en respuesta a otros. ¿Por qué me dice eso de “Estamos en el mismo Mundo. No se te ocurra separarlo jamas sólo porque no te guste el helado. Joder!!!!!” ? En ningún momento he hecho tal cosa. Mi discurso siempre va en la misma dirección: El BDSM es parte integrante de la Sociedad General. Eso no quita, eso sí, que ciertos aspectos le sean propios, como subcultura que es.

    Dice usted:

    “Explicame como tratas tu de proteger, que es lo que haces. Si explicas que consiste en un juego, si explicas que del juego pueden llegar a demasiado y perder la perspectiva. Que antes de meterser vean todo, la diferencia entre manipulación y acuerdo, etc, etc.”

    Las explicaciones que me pide creo que están fuera de lugar. Además no es nada sencillo hacerlo y en buena parte ya lo he hecho a través de mis escritos. Pero lo que usted plantea es que por que un tipo de Conecticut se ponga una capa y se arroje al vacio creyendo que es Superman, la culpa sea de la película o el cómic, cuando el problema no está en ellos, si no en la persona que no sabe distinguir realidad de ficción.

    Por otro lado: Quién es el portero que controla el acceso? Quien marca lo que hay que saber de forma obligatoria para acceder? Lleva usted ya un tiempo contando su experiencia por ahí y… ha servido de algo? La han ignorado. Es más, la han ignorado y ninguneado, incluso culpabilizado. Y lo han hecho hasta mujeres que al mismo tiempo insinuaban o declaraban haber sido víctimas también de una u otra forma. Y aún así exige que se haga algo de inmediato?

    Dice usted:

    “Por cierto, muchos ya me han dicho que mi formas me pierden y quizán puedan verse como una ofensa.
    El caso es que estoy tan indignada que se mezclan todo tipo de sentimientos contradictorios y me salen como ataques.
    Por favor, no perder nunca el “fondo” de lo que quiero expresar. Sólo deseo evitar a los indeseables.
    Mis disculpas de antemano por las “formas”.
    Gracias”

    Sabe una cosa? Por momentos he estado por ignorarla. Hasta me han aconsejado que lo haga. Si no lo he hecho ya es por que asumo su dolor y su frustración, y por creo que en verdad debemos de luchar por que no sucedan más casos como el suyo. Sin embargo, en estos días de correspondencia con usted, he sido acusado por su parte de intentar manipularla a través de mi lenguaje educado y cortés. He sido tratado como si yo fuese el culpable de su abuso y me ha exijido usted explicaciones que no me corresponden y de muy malos modos. Vuelvo a insistirle: tal vez no sea esta la mejor forma de afrontar la manera de sanar sus heridas.

    Habla usted de organizar una comunidad que diga quien es y quien no es. Que es aceptable y que no… Se da usted cuenta en que ni siquiera somos capaces de ponernos de acuerdo usted y yo acerca de si existe una comunidad BDSM o no? Pues imagínese para conseguir lo que usted pide…

  11. patrizia permalink

    Sr. Dragon,

    Tiene usted razón en algunos de sus puntos de vista. Su pensamiento es muy razonable, para una persona que ha sufrido abusos y maltrato, que ha sido obligada a acatar desde el principio como entrenamiento unas “normas de educación”, la visión es muy diferente a la que Ud. expone.

    El lenguage es la forma de interpretar la realidad del ser humano. Los pensamientos se transcriben a través de las palabras que expresamos. Las categorias sociales, los conocimiento todo se basa en el significado de las plabras.

    Hay estudios realizados en Neurolingüistica que explican cuales son los procesos por lo que el pensamiento se transforma a través del lenguaje. Tanto por el leguaje social como por el lenguaje individual.

    Por ejemplo uno de los trabajos más importantes que realizó el movimiento feminista es analizar los estereotipos sociales influidos por el leguaje. Cuando un caballero entraba en una sala a realizar un discurso y decia “todos” (masculino). Ahora ya se suele decir todos y todas, es una técnica por la cual, a través del lenguaje, la sociedad adquirir conciencia de la presencia igualitaria de las mujeres y los hombres en la misma proporción.

    Tiene usted razón en que es muy dificil empresa organizarse. Ya es dificil la convivencia entre dos personas. Es muy dificil organizar una comunidad en base a grupos desperdigados y prácticas individuales. La idea me surgió al ver que existe un criterio comun de actuación o ideología bastante afín entre todos los que practican BDSM.

    La información y la capacidad comunicación son dos de los grandes recursos con los que actualmente cuenta nuestra sociedad. En sus escritos he visto como condena determinados comportamientos y este párrafo suyo que me parece sincero:

    “Sabe una cosa? Por momentos he estado por ignorarla. Hasta me han aconsejado que lo haga. Si no lo he hecho ya es por que asumo su dolor y su frustración, y por creo que en verdad debemos de luchar por que no sucedan más casos como el suyo.”

    Me gustaria saber cual es su propuesta de acción o de lucha.

    Atentamente.

    • Señorita Patricia:

      Tiene usted razón en lo que comenta acerca de la Neurolingüística. Forma parte de lo que yo estoy llamando “Violencia Estructural” (mientras consigo encontrar un término mejor y más clarificador).

      Una vez más…

      Mi propuesta de acción y lucha es la de informar, educar, formar y denunciar. Sería también muy interesante conseguir que el mensaje llegue de forma adecuada a todo el mundo.

Trackbacks & Pingbacks

  1. “Mi caso de abuso en BDSM”, un testimonio real | alicantebdsm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: